Teletransporte en red: logran enviar información cuántica en red – Novedades Tecnología – Tecnología

La computación e internet cuánticos son retos de futuro en los que los científicos van avanzando. En esta ocasión, un estudio que publica la revista científica ‘Nature’ describe el primer teletransporte de información cuántica en red lo que supone un paso hacia la creación de ese tipo de internet.

Un equipo encabezado por la Universidad de Tecnología de Delf (Países Bajos) logró el teletransporte de información cuántica entre dos nodos no vecinos a través de un tercero.La potencia de una futura internet cuántica se basa en la capacidad de enviar información cuántica (bits cuánticos) entre los nodos de la red, lo que permitirá aplicaciones, como compartir información confidencial de forma segura o enlazar varios ordenadores cuánticos para aumentar su capacidad de cálculo.(Además: El metaverso le aportaría a la región 320.000 millones de dólares).¿Qué significa este avance al internet cuántico?

Una confidencialidad de nuestros datos garantizada por las leyes ‘naturales’ de la física, una de sensores hipersensibles

Un internet cuántico -que no se espera que surja sino hasta dentro de diez años- será una red a gran escala que conectará a los usuarios a través de aplicaciones inéditas e «imposibles de realizar con la web clásica», explicó a la agencia AFP Ronald Hanson, de la Universidad de Delft (Países Bajos), coautor de estos trabajos publicados en la revista ‘Nature’.El intercambio de informaciones no se hace ahí bajo la forma de bits clásicos -los valores 0 y 1 que son la base de la computación-, sino de bit cuánticos (qubits).

El internet cuántico será una red a gran escala que conectará a los usuarios a través de aplicaciones inéditas.

Esos qubits explotan las leyes de la física cuántica, que rigen el mundo a escala infinitamente pequeña. Una de esas propiedades es el entrelazamiento, un extraño fenómeno por el cual dos partículas entrelazadas se comportan de manera idéntica independientemente de la distancia que las separa: como si estuvieran conectadas por un hilo invisible, comparten el mismo estado.(Siga leyendo: Tortas, gaseosas y otros productos ‘tech’ que entran al mercado digital).El estado un qubit entrelazado es así compartido con el otro, y su coordinación es tan perfecta que se habla de teletransportación: en teoría, cualquier modificación de las propiedades de uno modifica instantáneamente las del otro, incluso en el otro extremo de la galaxia.Los bits cuánticos pueden actualmente transmitirse por medio de fibras ópticas, pero la teletransportación es limitada: más allá de un centenar de kilómetros, la señal se atenúa o se pierde. Si se quiere mantener el entrelazamiento de extremo a extremo, los qubits deben estar directamente unidos por una «cadena» cuánticaUna buena forma de enviar información cuántica es el teletransporte, con el que el bit cuántico desaparece del lado del emisor y aparece en el del receptor. Al no necesitar viajar a través del espacio intermedio, no hay posibilidad de que se pierda.¿Cómo lo lograron?Para poder teletransportar bits cuánticos se necesitan varios ingredientes: un enlace cuántico entrelazado entre el emisor y el receptor, un método fiable para leer los procesadores cuánticos y la capacidad de almacenar temporalmente los bits cuánticos.Investigaciones anteriores demostraron que es posible teletransportar bits cuánticos entre nodos adyacentes, pero el nuevo estudio da un paso hacia que esta transmisión se realice a través de una red.El estudio explica cómo teletransportaron bits cuánticos desde un nodo llamado “Charlie” a otro denominado “Alice”, con la ayuda de un nodo intermedio, “Bob”.(Le recomendamos: Meta planea lanzar cuatro gafas diferentes de realidad virtual).

Los investigadores encontraron la forma de transportar bits cuánticos. (Imagen de referencia).

Para lograr el teletransporte primero hay que preparar el «teletransportador», lo que significa que hay que crear un estado entrelazado entre Alice y Charlie, que no tienen una conexión conexión física, pero ambos lo están directamente con Bob.Para ello, Alice y Bob crean un estado entrelazado entre sus procesadores; este almacena su parte del estado entrelazado y crea otro con Charlie. En ese momento se realiza lo que la Universidad de Delf define, en un comunicado, como un «juego de manos» mecánico cuántico.Al llevar a cabo una medición especial en su procesador, Bob envía el entrelazamiento, con lo que Alice y Charlie quedan entrelazados y el teletransportador está listo para ser utilizado.El segundo paso es crear el «mensaje» -el bit cuántico- que se va a teletransportar. Puede ser, por ejemplo, un «1» o un «0» o varios valores cuánticos intermedios. Charlie prepara esta información cuántica.Por último se procede al teletransporte de la información, para lo que Charlie realiza una medición conjunta con el mensaje en su procesador cuántico y en su mitad del estado entrelazado (Alice tiene la otra mitad).(Siga leyendo: Metaverso: abuelo crea su ‘gemelo 3D’ para que sus nietos lo conozcan).Lo que ocurre entonces “solo es posible en el mundo cuántico”, destaca el comunicado, como resultado de esta medición, la información desaparece en el lado de Charlie y aparece inmediatamente en el de Alice.

Las comunicaciones con el internet cuántico serán ultraseguras.

Los avances a futuroCuando habla del internet cuántico, el físico Ronald Hanson describe un universo donde las comunicaciones serían «ultraseguras», y la computadora cuántica accesible en la nube con «una confidencialidad de nuestros datos garantizada por las leyes ‘naturales’ de la física, una de sensores hipersensibles…».Encontrar aplicaciones en la web cuántica es «un campo de investigación en sí», agregó el investigador, que espera ver nacer este nuevo mundo «en menos de 20 años».EFE y AFPTambién puede leer:- Un día en la vida de Elon Musk: ¿Cómo vive el hombre más rico del mundo?- Facebook elimina cinco funciones de la plataforma: estas son.- Campos electromagnéticos de celulares causarían Alzheimer, según estudio.- Hija de Bill Gates revela cómo es su papá y cómo la educó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial