¿Te imaginas que tu avatar vaya de compras y pueda pagar con la palma de la mano? – Tecnología


La trasformación digital en el comercio ha abierto un abanico de posibilidades casi infinitas y que nos pueden recordar a las películas de ciencia ficción. Es lo que ocurría hace solo una década cuando alguien nos sugería que íbamos a poder pagar con nuestro reloj inteligente, pedir comida a través de una app o hacer compras inmediatas con nuestro smartphone en un catálogo inmenso de tiendas. Los expertos prevén que lo haremos en el Metaverso gracias a nuestro avatar, pagaremos con la palma de la mano, sabremos los componentes de un producto escaneando el código QR y nos harán ofertas específicas al conocer nuestros gusto y preferencia a través de la tecnología blockchain o el big data.Es la consecuencia del cambio precipitado de los mercados y de las condiciones para adquirir productos que sigue evolucionando a la velocidad de vértigo que lo hacen las nuevas tecnologías.Estos ejemplos de que el camino de la transformación digital es imparable llevan a Felipe Medina, Secretario General Técnico de ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, a predecir en COPE que “en los próximos 20 años se espera un cambio en la tecnología equivalente al de los últimos 2.000”.El origen de esa transformación del sector comercio tienen una relación directamente proporcional con los datos que demuestran que los usuarios digitales siguen aumentando. Un total de 36,6 millones de españoles navegaron por internet el pasado mes de abril, 1.634.000 de visitantes más que el mismo mes del año pasado (un 5 % más). Además, el número de personas en España que navegaron por internet a diario se ha duplicado en esos últimos 10 años. A comienzo de la década pasada solo lo hacía el 43% y esa cifra llega hoy al 85,8% de la población. PANDEMIA ON LINELa pandemia ocasionada por el coronavirus fue el detonante que cambió nuestros hábitos de consumo hasta el punto de hacernos perder el miedo a hacer la compra on-line. Susana González Pérez, profesora de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad CEU-San Pablo explica en COPE que el origen de este avance digital radica en “la comodidad de que me traigan la compra a casa frente a la de proximidad en la tienda al lado de casa. En este sentido y gracias a la pandemia hemos superado la barrera tecnológica y muchos han dejado de ver como un problema el e-commerce o comercio electrónico. Con la COVID han hecho sus primeras compras y, si les ha ido bien, ya no tienen ese miedo. Por eso creo que la compra online ha venido para quedarse”. Lo demuestran los datos facilitados por del INE: el 55,2% de los encuestados reconoce que ha comprado en la red en el último trimestre de 2021. Son un total de 19,5 millones de ciudadanos de 16 a 74 años que mantienen la tendencia al alza frente al 53,8% de 2020 y el 46,9% de 2019.Esa utilización de Internet nos permite acceder a una gran cantidad de información y hace posible la toma de decisiones de compra inteligentes que nos ayudan en nuestro día a día.Lo demuestran los datos del estudio e-commerce 2021 de IAB España, en el que observamos que más del 70% de internautas realiza varias compras on-line al mes. Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitadoCOMPRAS EN EL METAVERSOLos supermercados online han fidelizado entre un 70 y un 90% de los consumidores que ganaron durante el confinamientos y están siendo los grandes vencedores del e-commerce, como destaca el informe de la consultora Álvarez & Marsal (A&M) elaborado conjuntamente con Retail Economics.Estos datos ayudan a los expertos consultados por COPE a adelantar cómo será comprar a comienzos de la próxima década.1) Mandar a tu avatar de compras: Los más adelantados en utilizar el Metaverso son en estos momentos las marcas del sector textil que han comenzado a presentar sus propias tiendas en este universo virtual. Un mundo abierto al futuro y el presente, ya que propició un concierto de Ariana Grande el verano pasado que pudieron presenciar más de un millón de personas. Son algunos de los ejemplos que harán posible en pocos años que podamos realizar nuestras compras en supermercados o tiendas digitales gracias a nuestro avatar. Se podrá probar la ropa, confirmar si el pescado es fresco o la amabilidad de los dependientes.2) Viajes “low cost”: antes de elegir destino, pagar un billete o la habitación de hotel existirá la posibilidad de disfrutar de cualquier lugar del mundo de forma virtual. Pero no solo eso, los que no tengan dinero o no puedan viajar por problemas de salud, también podrán disfrutar de una experiencia virtual a través del metaverso.3) Pagar con la palma de la mano: a través de un dispositivo biométrico que toma múltiples imágenes de las líneas finas y crestas de la palma permitirá a los usuarios usar la palma de la mano para pagar compras o enviar dinero a varias ubicaciones.4) Solo para ti: Cada consumidor es un mundo de preferencias y exigencias que el mercado se esfuerza en conocer desde el origen el comercio, pero los algoritmos con los que trabajan los informáticos gracias a la huella digital que vamos dejando en internet les facilita el trabajo. De esta manera, sabrán si el azul es nuestro color preferido o cuál es ese destino estrella para las vacaciones del próximo verano al que no podremos resistirnos porque es lo estábamos pensando.5) Alergias fuera: la batalla de los consumidores por conocer los componentes de ese tarro de mermelada o la blusa que nos provoca alergias se terminará con la descripción detallada de los componentes de cada producto en un código de barras o QR que podremos escanear con nuestro teléfono. Será posible gracias a tecnologías como el blockchain y nos permitirán acceder a bases de datos completas y verificadas.Como consecuencia de esta transformación, explica en COPE el Secretario General de ASEDAS “ahí están todas las empresas para incorporar esas novedades que el sector tecnológico va ofreciendo, pero lo difícil predecir una tecnología que vaya a ser la mayoritaria y si que hay una suma de ellas que eliminarán los puntos de fricción y perfeccionen el servicio al consumidor serán las que se implanten en servicio en tiempo récord para conquistar a ese consumidor. Porque el consumidor tiene muy sencillo cambiar de compañía”.TIENDA INTELIGENTEEl impacto de la generación Z o “pos-millennials” (entre 18 y 24 años) está marcando las nuevas tendencias de consumo que se gestaron la década pasada con las novedades tecnológicas que supusieron los teléfonos móviles o redes sociales como Twitter o Facebook. Su uso se ha generalizado hasta convertirse en elementos indispensables para el sector del comercio electrónico.Las nuevas posibilidades surgidas durante el confinamiento han llegado para quedarse y, desde entonces, son las generaciones de más de 35 años las que han experimentado una mayor transformación digital, según el informe Digital Consumer By Generation. Se les denomina Old Millennials y se caracterizan por un mayor poder adquisitivo. Destacan por el uso de ecommerce a las que dedican 6 minutos de media al día, siendo Amazon la preferida.Nuestra manera de comprar y relacionarnos con los negocios ha cambiado de forma radical en los últimos años, pero “el problema radica en predecir el futuro y anticipar el comportamiento del consumidor, reconoce en COPE Felipe Medina, para añadir que, “de hecho, las empresas que más éxito tienen son las que son capaces de acertar en lo que ahora mismo ni imaginamos. Por ese motivo, las empresas de retail (venta al por menor), las de alimentación concretamente, están permanentemente estudiando el comportamiento del consumidor y adaptándolo a su modelo de negocio”.Una evolución del mercado que la profesora Susana González valora positivamente en COPE, sin olvidar que “eso no quiere decir que la compra de proximidad vaya a desaparecer porque los españoles somos muy proclives a ir a la tienda de barrio para coger el producto que nos gusta”.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial