Organizaciones exigen un registro de algoritmos para evitar la discriminación – Tecnología

Numerosas organizaciones sociales han exigido la creación de un registro público de algoritmos, tanto en el sector público como en el privado, para evitar cualquier forma de discriminación y tratar de garantizar que la innovación tecnológica y la inteligencia artificial vayan de la mano de los derechos humanos.Es una de las conclusiones principales de las Jornadas Democracia, Algoritmos y Resistencias que se han celebrado durante el fin de semana en Barcelona y Madrid para reclamar un mayor protagonismo de las organizaciones sociales ante la creciente implantación de la Inteligencia Artificial (IA) y la extensión de estas tecnologías a muchos ámbitos de la vida cotidiana de las personas. Entre los organizadores de las jornadas figuran AlgoRace, y Algorights, dos plataformas que investigan y combaten los sistemas de decisión automática e Inteligencia Artificial que favorecen las desigualdades y la discriminación; y la federación catalana de organizaciones de ong Lafede.cat. Ante la implantación de las medidas incluidas en la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial y la puesta en marcha de la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial, estas organizaciones han incidido en que ésta debe ser independiente, en que tenga un rol de «asesoría» del Gobierno en esta materia y en que tenga además capacidad sancionadora.La Agencia, mantienen, debería además incorporar un registro público de algoritmos, y en su diseño y puesta en marcha deberían participar de una forma directa las organizaciones sociales y las comunidades afectadas por la automatización de los servicios públicos y privados.Para canalizar sus propuestas, las organizaciones que han organizado y participado en las jornadas han solicitado una reunión con la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, para trasladar la importancia de que el nuevo organismo cree estándares y fije especificaciones sobre el uso de esta nueva tecnología. Quieren además que la nueva Agencia opere como «ventanilla única» de denuncia a la que puedan acudir los ciudadanos cuando detecten malas prácticas o denunciar posibles errores.Durante el fin de semana, han informado hoy los organizadores, se han sucedido conferencias, talleres y mesas redondas para debatir sobre cómo democratizar la inteligencia artificial, cómo evitar las desigualdades que puede generar o cómo involucrar a la sociedad en ese proceso. Los organizadores han alertado de la importancia de que este proceso sea abierto y transparente para evitar la vulneración de derechos y las desigualdades ante la cada vez mayor utilización de la inteligencia artificial en sistemas de vigilancia, para el control de fronteras, para recabar datos biométricos de las personas, y la proliferación de algoritmos que discriminan por sexo, raza o ideología.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial