Occidente debe responder a los futuros retos de China con su «peso económico» – Tecnología

El papel de China en el nuevo «concepto estratégico» de la OTAN debe reflejar la respuesta a las amenazas que plantea China a largo plazo, pero los países occidentales también deben responder con su «peso económico» en un contexto en el que el comercio es cada vez más geopolítico, concluyeron políticos occidentales este miércoles en el Foro Público de Elcano sobre la cumbre de la OTAN.Durante un debate sobre la influencia de China y los retos que plantea su relación con Rusia, la ministra de Exteriores británica, Liz Truss, insistió en que ambos países están «expandiendo capacidades militares y esfera de influencia», por lo que instó a que «el mundo libre» esfuerzos y que «la OTAN responda con el concepto estratégico».En esta línea, Truss instó a «usar el peso económico» para responder con «cohesión» a las nuevas amenazas, en un marco en el que el comercio «se ha vuelto más geopolítico, así como las relaciones de seguridad».Además, la ministra británica se refirió a Taiwán y pidió a los líderes trabajar «para garantizar que pueda defenderse de una potencial invasión de China»: «debemos garantizar que tenga una participación significativa en las organizaciones internacionales y reforzar los nexos económicos» con la región, dijo.Por su parte, el primer ministro belga, Alexander De Croo, destacó que «China es un socio en muchos dominios», pero también «es un país que representa un desafío para este nuevo concepto estratégico».Y, en el caso de su relación con Rusia, desde el inicio de la invasión de Ucrania, «la asociación sin límites» entre ambos países «demuestra lo interconectadas que han estado», a juicio del primer ministro australiano, Anthony Albanese. Una relación que, según De Croo, no debería «exagerarse», porque «hay asuntos en los que no están de acuerdo». En cualquier caso, Albanese coincidió con Truss en que «una de las respuestas a China tiene que ser la diversificación económica» y que los países occidentales deben usar su «influencia», en un momento en el que «China busca usar su poder económico de forma abierta y agresiva». Albanese instó a que, junto con los socios de la OTAN, la cumbre ayude a «reafirmar nuestros valores» democráticos y responder con una «mayor fuerza económica». «El acuerdo comercial entre Australia y Europa tiene que avanzar más y profundizar», dijo. Los líderes aliados tienen previsto remarcar en su concepto estratégico que Pekín supone «un desafío a los valores, intereses y la seguridad» de los aliados. Sin embargo, Stoltenberg recalcó este miércoles que China «no es un adversario», aunque admitió que se necesita tener en cuenta las «consecuencias» para la seguridad aliada cuando el país asiático invierte en nuevas capacidades militares o intenta controlar infraestructuras críticas. Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial