La Cmara de Representantes de EE.UU. aprueba un proyecto de ley para prohibir TikTok en todo el pas




La guerra del Gobierno de EE.UU. contra TikTok vivió este miércoles su principal batalla hasta la fecha: la Cámara de Representantes aprobó una ley que exige a la popular red social escindirse de la compañía china que es su propietaria o enfrentarse a un veto nacional en la primera potencia mundial. El veto se materializaría con la prohibición a las ‘app store’, las plataformas desde las que los usuarios se descargan aplicaciones como TikTok, de poner a la venta esta red social.Los diputados de la Cámara Baja aprobaron la ley con algo muy poco habitual en esta era de máxima polarización política: apoyo de ambos partidos y mayoría abrumadora. La propuesta salió adelante con 352 votos a favor y 65 en contra, la mayoría de ellos de miembros extremistas tanto de republicanos como de demócratas.Todo queda ahora en manos del Senado, donde no está tan claro que la tramitación sea fácil, todavía sin fecha para su debate y votación y con dudas de que obtenga las mayorías suficientes. Si supera el obstáculo del Senado, el presidente de EE.UU., Joe Biden, ya anunció la semana pasada que estampará su firma en la ley.Noticia Relacionada estandar Si Europa investiga a TikTok por temor a que sea adictivo para los niños Enrique SerbetoTikTok sufre las embestidas de Administraciones, legisladores y reguladores desde 2020, cuando la plataforma de vídeos cortos subidos por usuarios ya se había convertido un fenómeno en EE.UU. Desde entonces, la red social, controlada por ByteDance , una compañía china con sede en Pekín, se enfrenta a acusaciones de que es un brazo del Partido Comunista de China y de que supone un riesgo para la seguridad nacional de EE.UU . por el posible uso de los datos de sus clientes por parte del mayor rival geopolítico de Washington.TikTok, que opera en EE.UU. como una compañía local, con sede en Los Ángeles, ha defendido que en ningún caso compartiría los datos de los usuarios con el Gobierno de China y ha negociado durante años salvaguardas al respecto con las autoridades estadounidenses para evitar la venta forzada o la salida del país. Según la compañía, ha invertido más de mil millones de dólares en el llamado Proyecto Texas para convencer a las autoridades de que los datos de los usuarios estadounidenses se gestionan de forma separada al resto de operaciones de TikTok..Romper relaciones con ByteDanceEl esfuerzo ha sido en vano, entre dudas de muchos legisladores de que eso se cumpla. «Este es mi mensaje a TikTok: o rompéis con el Partido Comunista de China o perdéis el acceso a vuestros usuarios estadounidenses», escribió la semana pasada el diputado republicano Mike Gallagher, uno de los principales impulsores de la norma.«Hoy mandamos un mensaje claro de que no toleraremos que nuestros adversarios utilicen nuestras libertades contra nosotros», reaccionó su compañera de bancada, Cathy McMorris, tras la votación.La tramitación de la ley ha sido rápida y apenas ha dejado margen de respuesta a TikTok, que ha buscado en los últimos días hacer presión a los legisladores con su principal músculo: los 170 millones de usuarios que tienen en EE.UU. ‘Parad el cierre de TikTok’, rezaba un mensaje que aparecía en los teléfonos de los usuarios la semana pasada, en el que les animaba a llamar a sus representantes en el Congreso para parar la ofensiva contra la red social.Miedo al voto jovenAdemás de la tramitación en el Senado, está por ver si la ley aguanta en tribunales. La minoría de diputados que se han opuesto han defendido que puede ser inconstitucional por infringir la Primera Enmienda, la que establece la libertad de expresión.Entre ellos hay diputados izquierdistas como Maxwell Frost que han encontrado un compañero de cama poco habitual en la oposición a la ley: Donald Trump. El expresidente trató de vetar a TikTok al final de su mandato, pero ahora ha cambiado de posición. En una entrevista en CNBC, defendió que la ley beneficiaría a Facebook, a quien ha calificado como el «verdadero enemigo del pueblo». Pero, sobre todo, Trump tiene olfato político y sabe que dejar a millones de jóvenes sin su red social preferida tiene consecuencias y en noviembre acudirán a las urnas. «Hay un montón de chicos jóvenes en TikTok que se volverán locos si no lo tienen», dijo.Biden ha mostrado su apoyo a la ley, lo que no le ha impedido tratar de sacar rédito de la red social: a mediados del mes pasado, inauguró su cuenta en TikTok, a tiempo para tratar de conectar con votantes jóvenes, un electorado demócrata que se le escapa de las manos.