Esta es la nueva estafa de WhatsApp de la que ha alertado la Policía: «Defraudan entre 2.000 y 26.000 euros» – Tecnología


WhatsApp es una de las aplicaciones móviles más utilizadas por las personas de todas las edades. Esta plataforma nos ayuda a mantenernos en contacto las 24 horas del día, por lo que algunos han aprovechado la adicción a los móviles para llevar a cabo estafas a través de esta aplicación. Este nuevo timo recibe el nombre de ‘El hijo en apuros’, dado que los estafadores utilizan a los hijos para engañar a los padres o madres y que la preocupación por sus pequeños les lleve a picar el anzuelo. Este fue el caso de María, una madrileña de 65 años que cayó en la trampa. «Hola mamá. Mi otro teléfono está roto. Este es mi nuevo número que puedes guardar. ¿Estás en casa?», era el primer mensahe que María recibió y no dudó en ningún momento que fuese su hijo Javier quien se encontraba al otro lado de la pantalla. Por tanto, intercambiaron varios mensajes con total normalidad en los que su hijo le explicaba cómo se le había roto el teléfono. Asimismo, el supuesto Javier le explicaba que este imprevisto había empeorado más su situación económica, por lo que necesitaba ayuda, concretamente una transferencia. «Le extrañó, pero tiempo atrás yo había pasado por apuros económicos y le había pedido dinero, así que pensó que era cierto, que era yo», cuenta Javier, tal y como informa ‘El Mundo’. A pesar de ello, la mujer quiso ayudar a su hijo, pero el desconocer las claves para hacer la transferencia la salvó de ser estafada. «Llama a tu hermana, que es la que tiene las claves y hace las transferencias», respondía al impostor, dejando claro que le iba a dar el dinero. «No, llámala tú, que yo estoy con el técnico. Llámala ahora, date prisa», inistía su supuesto hijo. Preocupada por las prisas de Javier, María le hizo caso y escribió a su hija para que hiciese una transferencia a su hermano, concretamente al número de cuenta que el estafador le había facilitado y no vio oportuno explicarle que le había hablado desde otro número de teléfono. «Han conseguido defraudar cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 26.000 euros»»Eran 1.150,27 euros mediante transferencia inmediata, que por lo visto no la puedes cancelar», explica el hijo de María, según el mencionado medio. «Pero mi hermana, antes de enviar el dinero, me escribió un mensaje. ‘Escucha, que ahora te hago la trasferencia’. ‘¿Qué trasferencia?'», contaba. De esta manera, Javier se dio cuenta de que algo estaba pasando y le dijo a su madre que no era él quien la había hablado, evitando así que fuese una víctima más del timo de WhatsApp del ‘El hijo en apuros’. Dado que María no ha sido la primera en verse en esta situación, la Policía ha preferido tomar medidas al respecto y ha emitido recientemente una alerta debido al aumento del número de casos. Esta estafa lleva años dándose en países de Sudamérica y parece que ahora ha llegado hasta España. «Los estafadores contactan con mujeres y las engañan haciéndose pasar por sus hijos parasolicitarles de manera urgente dinerocon el fin de hacer frente a un problema inmediato. Para lograr el engaño alegan que no pueden comunicarse directamente con su teléfono habitual debido a supuestos problemas con su terminal y que no pueden recibir llamadas», explica la Policía Nacional en una nota de prensa. «Finalmente, cuando ya se ha realizado la transacción y las perjudicadas consiguen hablar realmente con sus hijos, se dan cuenta de que han sido víctimas de un engaño y ya no pueden cancelar la transferencia. En las últimas semanas se han detectado diversas estafas en diferentes puntos del país con los que los delincuentes han conseguido defraudar cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 26.000 euros», agregan. Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado Otro intento de estafa a Esperanza, una mujer canaria de 63 años Esperanza, una mujer canaria de 63 años fue víctima de este timo e intercambió los mismos mensajes con su hijo, siendo el mismo número de teléfono y las mismas excusas. «Es que nos cogió tan desprevenidos… Tenemos un solo hijo y ya no vive con nosotros. Si llegamos a tener varios no nos hubiera cogido tan así porque hubiéramos preguntado qué hijo», cuenta Esperanza para el mecionado medio tras reconocer que le pidieron 1.688,33 euros. No obstante, ella también se salvó porque el impostor le pidió un bizum al estar los bancos cerrados por horario y ella «no entiende» esa aplicación. «Dime lo que necesitas, dime, porque yo ahora no te entiendo. Dime, dime, dime. Y ponme el teléfono, que el teléfono es este, lo que ahora ya yo no lo grabé, pero te estoy viendo: 611 23 27 50», le decía ella por WhatsApp. «He tomado prestado este teléfono hasta que mi teléfono sea reparado. El micrófono y la cámara no funcionan. Sólo puedo usar whatsapp. Tengo que transferir tres pagos antes de las 23.00, pero como mi teléfono está roto no puedo acceder a mis archivos. ¿Me lo puedes transferir y te lo devuelvo mañana?», le pedía su hijo. Después de varios mensajes, al matrimonio se le ocurrió llamar a su hijo a su verdadero número de teléfono y el negó que se le hubiese roto el móvil: «Y mi hijo nos dijo: ‘A mí no se me ha roto el teléfono, cuelga, cuelga ese número y bloquéalo, que eso son estafas'». «Cuando a una madre le dices que a su hijo le va algo mal, ella se preocupa y no piensa, ahí es donde está el timo, dónde está el enganche… Después le expliqué a mi madre: ‘Si me pasara algo de eso y no puedo ir a casa, yo te llamo, yo hablo contigo, tú vas a escuchar mi voz’. Por si le sucede otra vez», aclara su hijo.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial