Aplicaciones de monitoreo infantil usadas por guarderías vulneran datos – Novedades Tecnología – Tecnología

‘Las aplicaciones de guardería son peligrosamente inseguras’ es el título del más reciente estudio de la fundación norteamericana Electronic Frontier Foundation (Fundación Frontera Eléctronica, en español) sobre la vulnerabilidad que tienen las aplicaciones empleadas por algunas guarderías para el monitoreo del bienestar de los hijos de sus clientes.

De acuerdo con el estudio, en las aplicaciones más populares, «se descubrieron no solo problemas de seguridad, sino también características que comprometen la privacidad. Problemas como políticas de contraseñas débiles, seguimiento de Facebook, tráfico de texto claro habilitado y vectores para aplicaciones maliciosas para ver datos confidenciales».(No deje de leer: Henry Viáfara: reveladora foto del estado actual del ex-Selección Colombia).Aplicaciones de monitoreo, bajo la lupa

Habitualmente, las aplicaciones de monitoreo infantil, o ‘de guardería’, reportan notificaciones sobre horarios de alimentación, cambios de pañales y hasta datos de la actividad diaria de los niños.Precisamente, por el valor de esa información, la Fundación decidió centrar sus esfuerzos en analizar al detalle su seguridad. Los resultados, evaluando aplicaciones como ‘Brightwheel’ ‘HiMama’ y ‘Tadpoles’, unas de las más populares, evidenciaron que aparentemente hay varias fallas en sus procesos. Por tanto, la Fundación recomienda:-Confirmación de ingreso en dos pasos disponible para todos los administradores y el personal.-Resuelva las vulnerabilidades de seguridad conocidas en las aplicaciones móviles.- Divulgue y enumere cualquier rastreador y análisis y cómo se utilizan.-Utilice imágenes de servidor en la nube reforzadas . Además, existe un proceso para actualizar continuamente la tecnología obsoleta en esos servidores.-Bloquee cualquier cubo de nube pública que aloje videos y fotos de niños. Estos no deben estar disponibles públicamente y la guardería de un niño y los padres/tutores deben ser los únicos que pueden acceder y ver estos datos confidenciales».Asimismo, la entidad enfatiza: «No es necesario que el servicio en sí mismo vea la comunicación que se transmite entre las escuelas y los padres».Más noticiasTendencias EL TIEMPO

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial