Alexa, asistente de Amazon fue testigo de un asesinato: historia – Novedades Tecnología – Tecnología

Alexa, el dispositivo de asistencia virtual de Amazon, que puede reproducir música, noticias e incluso programar recordatorios mediante la activación de voz, esta vez pudo escuchar mucho más que la voz de su dueño: un asesinato.
El 21 de noviembre del 2015, el ciudadano estadounidense James Bates invitó a tres amigos a ver un partido de fútbol en su casa en Arkansas, Estados Unidos. Owen McDonald, Sean Henry y Victor Collins se dirigieron al lugar ese día.Según el medio ‘CNN’, durante toda la noche, Bates estuvo pidiéndole a su asistente virtual Alexa que reprodujera diferentes canciones. Tomaron cerveza y vodka y, pasado un tiempo, se dirigieron a la tina de hidromasajes del anfitrión.La reunión se extendió hasta la una de la mañana cuando Bates se dirigió a la cama y los demás invitados partieron a sus casas, o eso parecía. A la mañana siguiente, el cuerpo de Collins fue encontrado flotando en la tina.(Siga leyendo: WhatsApp: ¿cómo produce millones de dólares al día, si no tiene anuncios?).La investigaciónLas autoridades reunieron las versiones de los tres sospechosos. Según ellos, McDonld y Collins permanecieron en el jacuzzi por más tiempo, testimonio que la esposa de McDonald confirmó. Ante estas declaraciones, James Bates fue acusado de asesinato en primer grado. Sin embargo, para que pudiera ser declarado culpable, las autoridades encontraron un testigo más que les brindaría las pruebas necesarias: Alexa.Lo que buscaba la Fiscalía era poder verificar el registro de uso y averiguar si Bates usó a Alexa cuando presuntamente dormía después de la 1 a. m. Los vecinos aseguran que la música continuó horas más tarde después de esa hora.

Bates utilizó a Alexa para reproducir música durante la reunión.

Por un tiempo, la compañía Amazon se negó a entregar información para la investigación, ya que eso podría desatar una controversia al hacerles creer a sus usuarios que podrían estar siendo espiados mediante sus dispositivos.En el año 2016, el gigante tecnológico cedió ante las peticiones de la Fiscalía y accedió a entregar el registro de voz del dispositivo de Bates. Los audios usados para la investigación no fueron revelados al público.(Lea también: Bill Gates hace predicción sobre el reemplazo de los celulares)La resolución del casoPasados más de dos años de la muerte de Collins, el fiscal del caso, Nathan Smith, solicitó retirar las acusaciones en contra de Bates, ya que no se habían encontrado pruebas contundentes en el registro de voz de Alexa. Al mirar el uso que Bates le dio a su dispositivo durante esa noche, se concluyó que el acusado estaba durmiendo y que no utilizó a Alexa durante las horas en las que Collins falleció. “No puedo pararme frente a un jurado y pedirles que condenen a alguien más allá de una duda razonable si yo mismo tengo una duda razonable”, afirmó el fiscal para una entrevista con el medio ‘KNWA – FOX 24’.Bates proclamó su inocencia desde los inicios de la investigación. “No hice nada malo, no me voy a esconder. Me quedaré aquí”, le dijo el acusado a ‘KNWA’“Obviamente estamos muy contentos de que la fiscalía desestimó el caso, pero también tenemos empatía por la víctima y la familia de la víctima. Este no es un día para restregárselo en la cara a nadie”, agregó Bates.En la misma entrevista, Kristine Collins, la esposa de la víctima, demostró no estar conforme con el fallo del juez. “Los fiscales nos han defraudado a todos hoy”, afirmó.

El asesinato duró más de dos años sin resolver.

Ante la insatisfacción de los resultados de la audiencia, el Estado habría tenido un año para presentar nuevamente cargos en contra del acusado. Sin embargo, la abogada Kathleen Zellner le dijo a ‘CNN’ que esta posibilidad era inviable debido a que requiere pruebas contundentes.Según ‘CNN’, la autopsia reveló que el cuerpo de Collins tenía signos de violencia, cicatrices que demostraron un forcejeo con alguien y que habría estado luchando por su vida. Por esta razón, las autoridades acusaron en un principio al anfitrión de la casa.Sin embargo, al no haber pruebas que inculparan a ninguno de los sospechosos, el juez decidió declarar el fallecimiento como un accidente a causa de su estado de embriaguez. La víctima presentó 32 grados de alcohol, cuatro veces el límite legal para conducir en Arkansas.Esto quiere decir que Collins, al estar bajo los efectos del alcohol, se habría ahogado solo en el jacuzzi, momentos más tarde de que lo dejaran solo en el lugar. A esto, Kimberly Weber, la abogada del acusado, añadió que entre Collins y Bates había una gran amistad, por lo que para el sospechoso representó una gran pérdida y no actuó como si fuera el culpable de su muerte. (Siga leyendo: Esto es lo que debería saber si piensa cambiar de Android a iPhone)

El juez del caso dictaminó que el fallecimiento de Collins había sido un accidente.

Este caso puso una alerta en las compañías de servicios tecnológicos como Google y Apple para que se pueda brindar información pertinente que pueda ayudar a resolver casos similares a este. Tendencias EL TIEMPO.Más noticias-¿Para qué sirve el pequeño agujero que tienen los celulares en un borde?-No debería tener el 5G siempre activo en su celular, le contamos por qué-Tome nota: estos son los aparatos que más consumen energía aun apagados

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial