Vapear para dejar de fumar ¿funciona?

Son cada vez mas los fumadores que empiezan a vapear para dejar de fumar. Y es que el cigarrillo electrónico o vapeo genera la falsa expectativa de que es más sano que el tabaco e incluso se ve como un paso anterior para abandonar la adicción a la nicotina. Pero ¿realmente el vapeo sirve para dejar de fumar? ¿Qué peligros puede conllevar este cigarrillo electrónico? ¿existen otros bulos que se utilizan como excusa para seguir fumando? ¡Te damos las respuestas! ¿El vapeo es bueno para dejar el tabaco? No. En palabras de la doctora Mar Fernández Nieto, alergóloga del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz: «Es falso que el cigarrillo electrónico, el denominado vapeo, ayuda a dejar de fumar». De hecho, son muchas las sociedades médicas profesionales, como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Tórax, que lo desaconsejan y que incluso solicitan que el uso del cigarrillo electrónico también esté prohibido en los espacios sin humo. Por su parte, el doctor José María Ignacio García, jefe de Neumología de los hospitales Quirónsalud Marbella y Campo de Gibraltar, se muestra tajante al respecto: «El vaporizador no es una alternativa a la nicotina». Es más, las consecuencias de vapear pueden ser mayores. El mejor camino para dejar de fumar es contar con la ayuda de profesionales, que, además de evaluar el historial, pueden ofrecer las alternativas más adecuadas para disminuir la dependencia a la nicotina. ¿Qué tiene de malo vapear? Teniendo en cuenta que la función de los pulmones consiste en respirar aire puro y llevar el oxígeno desde los alvéolos a la sangre, todo lo que ejerza como impureza de ese aire va a perjudicar la función respiratoria. Por eso, el doctor Ignacio insiste en que «cualquier producto o sustancia que se vapee es nocivo para nuestro cuerpo». Además, nuestra alergóloga apunta que «han surgido numerosas alertas sanitarias sobre la utilización de estos productos y el desarrollo de otras patologías», como: Neumonitis, que es una inflamación de las estructuras pulmonares Riesgos de otros cánceres no pulmonares Fallecimientos Otro riesgo del cigarrillo electrónico o vapeo es que se pueden adquirir sustancias para vapear que no tienen el control sanitario adecuado. Sobre esto, nuestro neumólogo puntualiza que «no hay un único cigarrillo electrónico y se usan distintas sustancias que se pueden conseguir por diferentes vías sin control sanitario». 4 verdades sobre el tabaco El riesgo también existe en fumadores pasivos. No hace falta inhalar el humo directamente del cigarro para estar expuesto a los efectos nocivos del tabaco, y esto es algo que, a menudo, acaba obviándose. Al respecto, la doctora Fernández nos indica que «los denominados fumadores pasivos también están expuestos a los mismos factores de riesgo para cáncer, exacerbación de asma, etc., que los fumadores activos». Y los más perjudicados son los niños, sus aparatos respiratorios todavía se encuentran en crecimiento. Fumar poco conlleva riesgos. La doctora Fernández subraya que «no existe un número de cigarrillos por debajo del cual se está seguro de no tener un cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares, EPOC u otras patologías causadas o agravadas por la inhalación de tabaco». Precisamente, el último estudio en la revista The Lancet observa que tanto los fumadores pasivos como los que fumaban menos de diez cajetillas al año tenían un mayor deterioro de la función pulmonar, en comparación con las personas que no habían fumado nunca. El efecto dañino en la población infantil. Es fundamental no fumar en casas donde viven niños, y tampoco hay que hacerlo delante de ellos, ya que no existe un ‘nivel seguro’ de exposición al tabaco. En esta línea, nuestro especialista menciona que «está documentado que los menores que crecen en hogares con fumadores tienen mayor riesgo de contraer infecciones respiratorias y asma, y ​​que su función pulmonar puede ser menor que la de los niños no al tabaco». La contaminacion y el tabaco. Es evidente que la mala calidad del aire contaminado puede afectar a nuestro organismo, por lo que, si además se añade el hábito de fumar, se está sumando otro factor de riesgo más. Así que no caigamos en la trampa de no usar como excusa para seguir fumando. Consecuencias de fumar, en cifras Es importante recordar las negativas cifras que deja el tabaquismo: Causa 56.000 muertes al año en España, según datos de 2016 estudio del año 2010 del Institute of Medicine Principal responsable del cáncer de pulmón y de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o EPOC Puede empeorar el asma y otras enfermedades respiratorias crónicas Se considera una enfermedad en sí misma Es una adicción

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial