¿Qué enfermedades esconden tus uñas?

¿Sabías que existe una consulta de dermatología especializada en las enfermedades de las uñas? Pues sí que existe, se conoce como Consulta de Patología Ungueal, y agrupa a las enfermedades que empeoran a las uñas de las manos y de los pies. En ella se analizan toda la clase de patologías de las uñas y se indican los tratamientos más adecuados para cada caso. El doctor Juan Jiménez Cauhé, especialista en Dermatología médico-quirúrgica y venereología del Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, nos subraya que «las enfermedades de las uñas son más frecuentes de lo que se cree y su tratamiento supone, sin duda, una mejora considerable en la calidad de vida de los pacientes». Conoce 6 enfermedades de las uñas y sus tratamientos. 1. Tumores de las uñas En las uñas pueden originarse tumores benignos y malignos. No obstante, nuestro doctor nos apunta que «la mayoría de ellos son benignos y son más frecuentes de lo que se piensa, ya que están infradiagnosticados». Tumores no cancerosos en las uñas Los más comunes son: El fibroma periungueal, que es un tipo de tumor localizado alrededor de la uña. Las verrugas ungueales, que se sitúan cerca de la cutícula o debajo de la uña. El quiste mixoide, que es un bulto de color trasparente localizado en el dorso de los dedos El onicopapiloma, que es una lesión en la que se dibuja una línea longitudinal en la uña. Para decidir cuál es el mejor tratamiento para estas lesiones benignas de la uña, los especialistas tienen en cuenta diversos factores, como si generan o no molestias. Teniendo esto en cuenta y dependiendo de cada caso particular, se realizan tratamientos conservadores o se procede a extirparlos quirúrgicamente. Tumores malignos Estas lesiones cancerosas son poco comunes en las uñas. Así lo señala nuestro médico: «Los tumores malignos son más raros, el más frecuente es el carcinoma epidermoide, seguido del melanoma». El tratamiento indicado para estos casos es extirpar la lesión mediante cirugía. 2. Hongos u onicomicosis Los hongos o, por su término médico, onicomicosis se configurará en la pesadilla de todos los veranos, causa picor, descamación en la piel, rojez y mal olor. Nuestro doctor nos destaca que «los hongos suponen, aproximadamente, la mitad de los motivos de consulta relacionados con las uñas, y se estima una prevalencia de 5-10% en la población general». Pero, pese a que son tan comunes, en algunos casos se confunden con otras enfermedades patológicas de las uñas. Por eso, el doctor nos advierte que «es importante diferenciarlos bien de alteraciones traumáticas y mecánicas, que son más frecuentes que los hongos, para evitar tratamientos largos e ineficaces con medicamentos antifúngicos». Generalmente, la infección por hongos se trata mediante cremas específicas o tomando medicación oral, siguiendo las indicaciones de los especialistas. 3. Enfermedad de uñas frágiles Se calcula que esta patología de las uñas afecta al 20% de la población, porcentaje que aumenta al 30% en las mujeres. Nuestro doctor nos explica que «se relaciona con trabajos manuales, actividades o hobbies con agua o humedad, y microtraumatismos». El tratamiento de las uñas frágiles consiste en: Prevenir los factores que aumentan su riesgo. Aplicar terapias de uso tópico. Tomar suplementos orales en determinados casos. 4. Enfermedad de uñas encarnadas Cuando se padece, las uñas crecen hincándose en la carne, lo que genera enrojecimiento, dolor e inflamación de la zona. Esto suele suceder en las uñas del pie, especialmente en el dedo gordo. En este sentido, nuestro doctor nos detalla que «la enfermedad de uñas encarnadas tiene una prevalencia aproximada del 5% en la población general, siendo más frecuente en hombres y en personas jóvenes que hacen deporte». Además, se puede tratar de forma eficaz mediante una cirugía que conlleva la extracción parcial de la uña, además de un tratamiento químico con fenol. Al respecto, nuestro doctor nos explica que «se quita la parte lateral de la uña que está enclavada y se destruye parte de la matriz de la uña con fenol, para que no vuelva a crecer esa parte y no se vuelva a clavar». 5. Uña en pinza Esta enfermedad es muy común en las mujeres de edad media-avanzada y se estima que está presente en el 1% de la población en general. Nuestro médico nos describe que «la uña en pinza se asocia a artrosis ya defectos en la forma de los pies o de la pisada y consiste en que la uña se curva y adquiere una forma cónica, como una teja, produciendo dolor». El tratamiento de las uñas en pinza u ortonixia va dirigido a corregir la forma curvada mediante el uso de alambres con memoria de níquel-titanio, o NiTi por sus siglas, que recuerdan a los Brackets que se colocan en los dientes. Según nos indica nuestro médico, «se ponen en la uña para ir corrigiendo la deformidad durante un periodo de entre 3 y 6 meses». En el caso de que este tratamiento convencional no resulte eficaz, se puede recomendar un procedimiento quirúrgico. 6. Enfermedades dermatológicas Ciertos cambios en las uñas pueden ser indicativos de problemas de salud. En el caso de las enfermedades cutáneas, cabe señalar: Uñas con manchas amarillas, engrosamiento o agujeros, que pueden estar originadas por psoriasis. Uñas con forma de «V» o destrozadas parcial o totalmente, que pueden ser síntomas de liquen plano. Uñas con agujeros, hendiduras y exceso de fragilidad, que pueden ser señal de alopecia areata. Por todo esto, nuestro médico concluye que «es importante un diagnóstico y tratamiento correcto de estas enfermedades que pueden afectar a las uñas».

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial