Prevención del cáncer de colon: las claves

El estilo de vida saludable, los programas de cribado y el diagnóstico precoz son clave en la prevención del cáncer de colon, que es uno de los tumores más frecuentes en los países desarrollados. En el caso de España, el cáncer de colon se coloca en segundo lugar tras el cáncer de mama en las mujeres y por detrás del cáncer de pulmón en los hombres. Además, es la segunda causa de muerte por cáncer. Por eso, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Colon, repasamos los pilares de la prevención. 1. Medidas saludables para prevenir el cáncer de colon Al igual que en el resto de los cánceres, la incorporación y el mantenimiento de hábitos saludables pueden resultar muy positivos en la prevención del cáncer de colon. Por eso, nuestros especialistas del Hospital Quirónsalud Toledo nos indican de las medidas preventivas más destacadas, y que podemos incluir en nuestra rutina, como: Mantener una vida sana y saludable Dejar el tabaco Evitar la ingesta de alcohol Incluir más frutas y verduras en nuestra alimentación Disminuir la ingesta de grasas y de carne roja Practicar ejercicio físico con regularidad, ya que es un aliado en la lucha contra el cáncer 2. Detección precoz mediante pruebas diagnósticas Además de mantener un estilo de vida saludable, es fundamental no posponer los programas de cribado o screening del cáncer colorrectal, ya que permiten detectar de forma temprana la presencia de lesiones precancerosas en el colon y comenzar los tratamientos de manera precoz, mejorando el pronóstico de la enfermedad. La doctora María de los Ángeles Amengual Occhi, especialista en Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Toledo, nos destaca que «los programas de detección precoz o cribados permiten detectar el cáncer o las lesiones precancerosas en estadios iniciales, lo que aumenta las posibilidades de curación y disminución la mortalidad». Para ello, se realiza la prueba de sangre en heces para detectar si existe algún sangrado en el año y, en caso de resultar positivo, se indica la colonoscopia para confirmar o descartar el diagnóstico. Test de sangre oculta en heces: a qué edad Esta prueba de prevención del cáncer de colon se recomienda a partir de los 45 años. A través de este test no invasivo es posible detectar la presencia de pérdidas de sangre que no se ven a simple vista en una muestra de heces. Su finalidad es revelar la potencial presencia de lesiones colorrectales. Una ventaja de esta prueba es que se realiza de forma sencilla y rápida, utilizando un kit específico para ello. Únicamente se debe depositar una pequeña muestra de las deposiciones en un envase y, después, trasladarlo al centro hospitalario para su análisis. Colonoscopia, prueba diagnóstica para el cáncer de colon Si la prueba de sangre oculta en heces es positiva, se recomienda realizar una colonoscopia, que es la prueba que permite descartar las lesiones en el colon. Al respecto, nuestra doctora añade que «la colonoscopia es el método más específico y sensible para el diagnóstico de cáncer de colon». A pesar de su importancia, la colonoscopia sigue generando incertidumbre sobre las molestias que se pueden producir durante su realización. Sin embargo, lo cierto es que se trata de una prueba muy segura que, en la mayoría de los centros hospitalarios, se realiza bajo sedación. Las únicas indicaciones previas que hay que tener en cuenta son llevar una dieta específica y otras recomendaciones para la limpieza del colon. A esto hay que añadir que las colonoscopias de última generación incluyen un sistema de insuflación con fuente de CO2, que consigue una menor distensión y molestia. Esto favorece la recuperación del paciente y también mejora su tolerancia. Presencia de pólipos: qué hacer El doctor Luis Miguel Jiménez Gómez, especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo del mismo hospital, nos indica que «en torno a un 90% de los casos de cáncer de colon y recto se originan de pólipos, que son tumores benignos que pueden evolucionar a malignos». Por eso, nuestro médico nos aconseja «proceder a la extirpación de este tipo de lesiones en esta fase, una intervención que, en la mayoría de los casos, se puede llevar a cabo a través de colonoscopia». ¡Atención a los síntomas del tumor colorrectal! Aunque el cáncer de colon no suele causar síntomas evidentes al inicio, existen algunos signos de alerta que nos pueden hacer sospechar de esta enfermedad para, en ese caso, acudir a los especialistas para realizar las pruebas oportunas. Algunas de estas señales son: Cambios en la consistencia de las heces y moco excesivo Alteraciones intestinales, como diarrea o problemas para defecar, que además persisten en el tiempo Presencia de sangre en el ano o en las heces Molestia abdominal permanente, como gases, dolor o calambres Durante la defecación, se produce una sensación de vaciamiento incompleto Debilidad y cansancio Pérdida de peso sin razón aparente Por eso, ante estos signos de alerta, nuestros especialistas aconsejan no aplazar las pruebas diagnósticas del cáncer de colon, puesto que son una medida de prevención clave.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial