Roxana Lizárraga denuncia que la Fiscalía la persigue

Yolanda Mamani Cayo /La Paz
La exministra de Comunicación Roxana Lizárraga, quien está fuera del país, aseguró que es víctima de persecución por parte del Ministerio Público, luego de que la justicia boliviana la declarara rebelde por el caso “gases” de Ecuador.
“Me he enterado por medios de comunicación de que, a gestión del fiscal Eddy Flores, he sido imputada y declarada rebelde (…), dudo que tremenda violación a mis derechos se origine en una persecución del Gobierno actual, pues fue mi persona quien renunció al gobierno de Jeanine Añez al observar un gobierno político”, escribió Lizárraga en un comunicado.
La exautoridad es sindicada por presuntamente gestionar la compra de un lote de agentes químicos proveniente de Ecuador. Este hecho se habría producido durante la crisis de 2019.
En el escrito, la exfuncionaria de Estado aseveró que es el fiscal departamental de La Paz, William Alave, quien dirige una “vendetta” en su contra con persecuciones. También apuntó al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, quien -según su versión- supuestamente ofreció las fiscalías de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba en el gobierno de Jeanine Añez.
“Debo señalar al señor William Alave que se equivoca al perseguirme. (Juan) Lanchipa ofreció las fiscalías de distrito de La Paz y Santa Cruz al (exministro Yerko) Núñez y al (exministro) Arturo Murillo. Se mantuvo al actual Fiscal General, ya que se puso a disposición del gobierno transitorio e inició un trabajo cercano con Arturo Murillo y Yerko Núñez”, reveló.
Lizárraga señaló también que en diciembre de 2019 se generó una rivalidad entre ambos ministros, Núñez y Murillo, y que en ese entonces, Lanchipa supuestamente pidió “tiempo” para entregar la Fiscalía de La Paz a gente de confianza de Núñez y las reparticiones de Cochabamba y Santa Cruz a Murillo.
A juicio de la exministra, el fiscal Flores realiza una persecución contra su exesposo y padre de sus hijas como una forma de represalia en vista de que ella ya está fuera del país.
En ese contexto, anticipó que realizará un trámite de asilo, aunque no especifica el país de su residencia.
“Mediante el presente, hago conocer que estas irregularidades sólo fortalecen mi tramitación de asilo, lo que no implica que en cuanto tenga garantías me presentaré ante las autoridades a declarar la verdad, caiga quien caiga, como siempre lo he hecho”, refirió Lizárraga.
El 23 de marzo pasado, el fiscal Alave informó que Lizárraga Vera fue declarada en rebeldía en el caso “gases” de Ecuador durante la audiencia de medidas cautelares que instaló el Juzgado Décimo de Instrucción en lo Penal y a la que no asistió a pesar de ser notificada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial