La Fiscalía y Somos Pueblo quieren a Santos en la cárcel y alistan la apelación

Página Siete Digital
Aunque no puedo ingresar a su despacho, este viernes, el gobernador de La Paz, Santos Quispe, se presentó en las oficinas ubicadas en una esquina de la plaza Murillo para trabajar. Lo cierto es que la Fiscalía y la bancada de Somos Pueblo lo quieren dentro de la cárcel y apuestan por la apelación. 
La justicia determinó la noche de este jueves la detención domiciliaria con derecho al trabajo y arraigo para Quispe, quien es investigado por uso indebido de bienes del Estado luego de hallarse latas de cerveza en su despacho, la noche del martes. 
La justicia además dispuso que la autoridad paceña no beba alcohol y pague una fianza de Bs 70.000.   
Aunque Quispe ha reivindicado su inocencia, la Fiscalía y los legisladores denunciantes de Somos Pueblo coinciden por separado en que la autoridad debe ser enviada al penal de San Pedro mientras duren las investigaciones.
También puede leer: Santos Quispe: Estoy con la frente alta, soy inocente, agradezco al juez imparcial
“Vamos a apelar, tenemos el plazo de 72 horas para presentarla con nuestros argumentos (…), creemos que se va a interferir en las investigaciones, no sabemos qué actos o represalias se pueda tomar”, señaló el asambleísta Israel Alanoca. 
El fiscal Omar Mejillones cree que hay una “incongruencia” en la decisión del juez porque da cuenta de riesgos de obstaculización, entre ellas una posible destrucción de pruebas, pero autoriza la presencia de Quispe en la Gobernación. 
“Vamos a buscar lo que hemos solicitado inicialmente en la imputación formal, que es la detención preventiva”, señaló. 
Tras salir de las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Quispe volvió a reivindicar su inocencia y agradeció la “imparcialidad” del juez. 
“La agradezco mucho al juez que ha sido imparcial, nosotros queremos que vea esa imparcialidad del juez”, dijo. 
 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial