Esperan resultados médicos del exdirector del Fondioc y defensa pide su liberación – El País


El crítico estado de salud en el que permanece el exdirector del Fondo de DesarrolloIndígena y Campesino (Fondioc), Marco Antonio Aramayo, luego de ser ingresado a terapia intensiva, generó tres hipótesis sobre su estado de salud. Por ahora, esperan los resultados médicos mientras la defensa pide su liberación.
Según confirmó el abogado de Aramayo, Héctor Castellón, a El Deber, se presume de una intoxicación por envenenamiento, un accidente cerebro vascular (ACV) o un coma diabético.
Explicó que mientras estuvo internado en el Hospital de Clínicas, antes de ser trasladado al Hospital Municipal de Cotahuma, no tuvieron resultados concretos de los estudios. Y añadió que Aramayo padece de hipertensión arterial, diabetes y que se contagió de COVID-19 en cuatro oportunidades.
Por su parte, la directora del hospital Cotahuma, Elba Espejo, informó ayer que el exdirector permanece con un cuadro “muy delicado por el diagnóstico de falla multiorgánica”.
“Los médicos especialistas lo están estabilizando, pero el cuadro es muy delicado por el diagnóstico de falla multiorgánica y el paciente también hizo el cuadro de shock séptico, un shock cardiogénico. Por lo tanto, tenemos que esperar para poder colaborar con los exámenes complementarios de gabinete”, dijo Espejo en conferencia de prensa, según la agencia municipal AMUN.
Aramayo fue trasladado de emergencia, el jueves, desde la cárcel de San Pedro hasta el Hospital de Clínicas, y luego, el sábado, fue transferido al Hospital Municipal de Cotahuma a solicitud del alcalde de La Paz, Iván Arias, para que el paciente reciba atención médica necesaria y oportuna.
“Se están haciendo todos los protocolos pertinentes, se están pidiendo todos los exámenes complementarios. Asimismo, se están haciendo exámenes de gabinete, se va a pedir un encefalograma y otros complementarios para poder determinar (si hay señales de presunto envenenamiento)”, sostuvo la directora del hospital Cotahuma ante las versiones de un supuesto envenenamiento.
Por su parte, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb) señaló que “Aramayo está injustamente detenido acusado de ‘incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado’, cuando lo que hizo fue denunciar (en 2015) los negociados y la corrupción de autoridades y dirigentes indígenas que recibieron en cuentas personales aproximadamente 170 millones de dólares del Fondioc”. 
Aramayo reveló, en 2016, que, dos años antes, la exministra de Desarrollo Rural y entonces presidenta del Fondioc, Nemesia Achacollo, autorizó el desembolso de 575 millones de bolivianos en pleno año electoral, pese a la deuda y a la quiebra técnica de la entidad estatal.
Actualmente, Aramayo enfrenta 259 procesos judiciales y pasó por más de 50 cárceles en siete años de detención preventiva.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial