Turqua sigue cerrando la puerta de la OTAN a Suecia y Finlandia

LLUS MIQUEL HURTADO

Estambul
20:20Ankara se mantiene en el ‘no’, aunque continan las negociaciones con Estocolmo y Helsinki en torno a la ‘cuestin kurda’Ronda de negociaciones entre Turqua y Finlandia para desbloquear la entrada en la OTAN de Helsinki.APGuerra en Ucrania Las claves del meditico ‘no’ de Erdogan a la entrada en la OTAN de Suecia y Finlandia Podcast Suecia y Finlandia, a un paso de la OTAN: cmo puede cambiar el mundo? Tras cinco horas de reuniones bilaterales, los representantes suecos y finlandeses han regresado de Ankara sin novedades sobre el ‘no’ condicional de Recep Tayyip Erdogan a su adhesin a la OTAN, pero con un pliego de papeles y un perodo para releerlos. Se trata de una hoja de ruta que, segn ha explicado el portavoz presidencial Ibrahim Kalin, contiene las demandas de Turqua a cambio de su luz verde a la ampliacin de la alianza transatlntica. Los tres pases se han emplazado a seguir negociando.»Deben dar pasos contra las actividades mediticas, de propaganda y de financiacin de los terroristas», ha sealado Kalin en una rueda de prensa posterior a la ronda de reuniones que l ha mantenido con los delegados. «Tambin est el asunto de las extradiciones. Hay doce demandas a Finlandia y 28 a Suecia, pero, por ahora, las respuestas recibidas no son satisfactorias», ha aadido. Otro asunto que ha presentado como peticin es el fin del embargo de armas a Turqua aprobado por los suecos en 2019.La razn de aquellas sanciones fue la postura crtica de Estocolmo con el ataque del ejrcito turco a una regin del norte de Siria controlada por milicias kurdas. Una accin que estuvo plagada de denuncias de violaciones de derechos humanos y que Turqua justific reivindicando su derecho a la legtima defensa. Ibrahim Kalin ha dedicado tiempo a enfatizar que «no hay diferencia alguna» entre estas fuerzas kurdosirias, cuyas siglas son YPG/J -a las que Occidente apoy para vencer al Estado Islmico y a la que ha confiado la custodia de sus prisioneros-, y la guerrilla kurdoturca PKK, considerado grupo terrorista por la Unin Europea.Tras cuatro dcadas de atentados y choques violentos, alternados con episodios de guerra sucia y masacres de civiles, en los pases nrdicos se ha consolidado una comunidad exiliada particularmente militante. Los ltimos en llegar, sin tener nada que ver con los kurdos, han sido miembros huidos de la cofrada del predicador Fethullah Glen, acusado de orquestar el sangriento golpe de Estado fallido de 2016. Turqua reclama a Suecia y Finlandia que pongan coto a su actividad, que tildan de «terrorista».»Hay una necesidad de cambiar el chip», ha concluido el tambin asesor de Erdogan en poltica exterior frente a los periodistas. Sobre su intercambio verbal con los delegados suecos y finlandeses, Kalin ha afirmado que «les hemos recordado que deben tomar pasos amplios, pero muy concretos y en un especfico margen de tiempo. Si no, el proceso no puede continuar». El portavoz no ha detallado cul ha sido la respuesta de los representantes. «Reportarn nuestra discusin a sus Administraciones», ha dicho.Ibrahim Kalin es considerada una de las voces moderadas en el entorno del presidente Erdogan, que se encuentra en plena lucha para mantener a flote sus opciones electorales en medio de una crisis econmica. Muchos analistas achacan las reticencias turcas a dar el visto bueno a Suecia y Finlandia no solo al enfado turco con los escandinavos -a quienes Erdogan acusa de ser un «nido de terroristas»-, sino a la necesidad de exprimir todo el capital poltico a una crisis que genera un gran consenso interno.Esta misma semana, Erdogan ha amenazado con lanzar un nuevo ataque contra el norte de Siria, posiblemente aprovechando que Rusia, apostada en zonas kurdas, est ms preocupada por mantener el tipo en Ucrania. Entretanto, Ankara espera noticias de Suecia y Finlandia. «Les hemos proporcionado todo tipo de documentacin sobre los terroristas», ha insistido Kalin. «Estaremos en contacto, veremos cmo responden a nuestras demandas y, en funcin de ello, seguiremos con las negociaciones».Conforme a los criterios deThe Trust Project.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial