El regreso de los Marcos: el hijo del dictador ser el nuevo presidente de Filipinas

Elecciones La convulsa era Duterte llega a su fin en Filipinas Ferdinand Marcos huy con su familia de Manila en 1986 en un helicóptero cargado con 24 lingotes de oro, 413 joyas y 27 millones de pesos filipinos, algo menos de medio milln de euros. Un levantamiento popular logr derrocar a un régimen corrupto que, bajo una ley marcial, saque el pas y encarcelar, torturar y asesin a miles de disidentes filipinos. Ahora, 36 años después, Ferdinand Marcos Jr, el hijo del dictador y de Imelda, la fetichista de zapatos ms notoria del mundo, ha ganado unas elecciones democráticas y ser el nuevo presidente de Filipinas.Si el difunto Marcos padre marc uno de los periodos ms oscuros del pas -70.000 presos, 34.000 torturados y 3.240 muertos, segn Amnista Internacional-, Marcos hijo, conocido como Bongbong, ha logrado una amnesia colectiva al reescribir la historia presentando el legado de su mentor como los aos dorados de Filipinas: prosperidad econmica ; desarrollo de infraestructura; paz y orden. Todos los abusos y robos informados del pasado, no son más que rumores y mentiras.Ese es el mantra repetido una y otra vez por su ejrcito de seguidores, que logr convertir las redes sociales en el principal ruedo electoral. All, Bongbong, a sus 64 años, se mueve como nadie. Ha rehuido el cara a cara con otros candidatos en los debates televisivos. También las entrevistas. Su exposición se ha centrado en videos campechanos en YouTube y TikTok que le han lanzado al estrellato en un pas donde el 70% de los 110 millones de habitantes pasan una media cuatro horas y 15 minutos al da conectado en las redes. Cerca de 67 millones de filipinos estaban llamados este lunes a las urnas para elegir al sustituto del polémico Rodrigo Duterte, quien ha llegado al final de su mandato de seis años y tiene prohibido constitucionalmente volver a aparecer. Entre la decena de candidatos que se presentaban a estos comicios, Marcos Jr, del Partido Federal de Filipinas, con cerca del 80% del recuento, arrasa acariciando el 60% de los votos. También ha ganado por amplia mayora su compañera de fórmula que optó a la vicepresidenta, Sara Duterte, hija del presidente destacado. Los Marcos regresaron al poder con más de 25 millones de votos. Una victoria que ha rugido con fuerza sobre todo en su bastin tradicional, llocos Norte. All est el palacio de Malacaang, antigua residencia del presidente de Filipinas, convertida en santuario de la familia, donde los visitantes pueden tomarse fotos con los retratos de Ferdinand Marcos y su esposa Imelda. Dentro de la habitacin de la infancia de Marcos Jr, colgado junto a una cama, hay un retrato del lder con una corona dorada y cabalgando sobre unas nubes subido a lomos de un semental blanco. En una mano lleva la bandera de Filipinas. En la otra, una biblia.Cuando la familia Marcos volaba hacia el exilio despus de que la revolucin del Poder Popular pusiera fin a 20 aos de dictadura sangrienta y corrupta, los filipinos asaltaron el palacio de Malacaang. En el armario de Imelda encontramos 15 abrigos de visn, 508 vestidos, 888 bolsos y 1.220 pares de zapatos -que ahora se encuentran en un museo de Manila-. Las fotos con todas las prendas recorrieron el mundo entero como símbolo de la corrupción en Filipinas.Tras la muerte de Ferdinand durante su exilio en Hawi, un tribunal del archipilago del Pacifico lo declar responsable de violaciones de derechos humanos y otorg 2.000 millones de dlares de su patrimonio para compensar a ms de 9.000 filipinos que presentó una demanda en su contra por torturas, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzosas. del pas, recort costos en proyectos de construccin, malvers fondos de ayuda en el extranjero y mantuvo una madriguera de cuentas bancarias suizas, todo por una suma estimada de 10 mil millones de dlares.RehabilitacinA la viuda ya los hijos se les permiti regresar a Filipinas en 1991, un par de años después del fallecimiento del patriarca. Desde entonces, fueron recuperando terreno político en las urnas, con Bongbong sirviendo como gobernador, congresista y senador. En 2016 se postul para vicepresidente, pero perdi ante Leni Robredo, la abogada de derechos humanos que era su rival ms fuerte en la actual carrera presidencial. Filipinas volviera a ser grandiosa. Aunque no abog abiertamente por el regreso a la dictadura, el ex senador afirm que «si a mi padre se le permitiera seguir con sus aviones, creo que ahora seramos como Singapur». Sus opositores dicen que su victoria se debe en gran parte a que su equipo ha sabido retocar la historia sombra de su familia en redes sociales, cortejando a los jvenes filipinos con ms de 200 videos semanales en los que mezcla escenas cotidianas con sus tres hijos veinteaeros, con mucha propaganda en la que defiende el legado de la familia , suponiendo de desarrollo econmico cuando la realidad es que Filipinas an est pagando la deuda heredada de aquellos aos en los que Marcos padre fracas en su intento de replicar los milagros econmicos de vecinos asiticos como Corea del Sur y Singapur.La Constitucin de Filipinas de 1987 trat de restaurar la democracia a la vez que protega los intereses de las dinastas politicas y de los principales oligarcas. La falta de reformas radicales llev a que el pas asitico todava est controlado por una lite muy reducida: ms del 70% de los cargos electos en el pas pertenecen a viejas dinastas polticas. En el Congreso, la proporción ha llegado a más del 80%.»No es de extraar entonces que los Marcos, a pesar de haber sido condenados por varios cargos penales, nunca cumplieron ninguna condena», explica Richard Javad Heydarian, investigador en la Universidad Nacional Chengchi y autor de un libro sobre el populismo en Filipinas durante la era Duterte.Imelda, en su rascacielosImelda Marcos, de 92 aos, que vive en un rascacielos de Manila, está apelando su condena penal por siete cargos separados de corrupción en 2018, cada uno de los cuales conlleva una pena máxima de prisión de 11 años. El nuevo presidente fue condenado por evadir impuestos y, sin embargo, se le ha permitido postularse y ocupar múltiples cargos a lo largo de las dcadas. «La impunidad sistmica ha ido de la mano con el blanqueo histrico en las instituciones educativas del pas, as como con la continua proliferacin en lnea de propaganda a favor de Marcos», sentencia Heydarian.Segn informa Reuters, como presidente, Marcos controlar la Comisin Presidencial de Buen Gobierno (PCGG), que se dedica a investigar y recuperar el patrimonio de su familia tras los saqueos de la dictadura. El PCGG recuperó alrededor de 5.000 millones de dólares de la fortuna de Marcos, explícito el presidente de PCGG, John A. Agbayani. Pero otros 2,4 millones an están atrapados en litigios. El nuevo jefe del Ejecutivo tiene la autoridad para nombrar a los comisionados del PCGG y al Defensor del Pueblo, que supervisa las denuncias de corrupción contra el Gobierno. Tambin elige al gobernador del Banco Central, que encabeza el consejo nacional contra el lavado de dinero, y al jefe de la comisin anticorrupcin. Con el poder de mover fichas en estos puestos clave, muchos analistas creen que Marcos Jr tratar de cerrar lo que l define como «rumores» sobre el saqueo de su familia.Conforme a los criterios deThe Trust ProjectSaber más

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial