Boris Johnson promete «reformar» el Protocolo de Irlanda

CARLOS FRESNEDA Corresponsal Londres Actualizado Lunes, 16 mayo 2022 – 16:53El «premier» visita Belfast y levanta las suspicacias en BruselasProtestas en Hillsborough Castle (Irlanda del Norte), durante la visita de Boris Johnson.APBoris Johnson siempre considera la cuestin de Irlanda como el «mosquito» molesto en las negociaciones del Brexit. Tal vez por eso no se ha prodigado en viajes a Belfast, por temor a los «picotazos» del controvertido Protocolo cuando están a punto de cumplirse seis años del referéndum. El «premier» apareció finalmente en la capital del Ulster el lunes, una semana después de su escapada a Helsinki, al reclamo de la asignatura pendiente desde la salida de la UE. Johnson adelantó su intención de «reformar» el Protocolo de Irlanda pero no «romperlo» directamente. Por un lado asegur que an hay «un lugar de aterrizaje sensato» con Bruselas, pero por otro advirti de la «necesidad de actuar». La posibilidad de que esa acción se consuma el martes, con el anuncio de una nueva ley que unilateralmente suspenda partes del acuerdo sellado con la UE, ha disparado las alarmas, aunque también las sospechas. La incursión de Johnson en Belfast coincide esta semana con el viaje de una delegación de congresistas norteamericanos, preocupados por el futuro del Acuerdo de Paz del Viernes Santo y la posibilidad de disturbios sociales. El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, le record entre tanto al «premier» que a su pas le espera «un verano difcil» si decide abrir una guerra comercial con la UE, con el trasfondo del conflicto de Ucrania y la crisis del coste de la vida. Johnson moder en cualquier caso su discurso a la a Irlanda del Norte, consciente de la lceras levantadas por su secretaria de Exteriores Liz Truss, que empez en tono conciliador con Bruselas pero que ha ido virando hacia posturas de dureza por hacerle el juego a las bases «brexiteras» y ofrecerse de paso como alternativa creble a Johnson si sigue mordiendo el «Partygate». En un artículo en The Befast Telegraph, el propio Johnson recordaba que el Protocolo de Irlanda fue negociado «de buena fe», aunque implcitamente reconoci que se hizo de un modo precipitado, antes de que se aprobara el Acuerdo de Comercio y Cooperacin con Bruselas. El «premier» recalc que el acuerdo fue pactado «antes de una epidemia global y una guerra en Europa que ha creado la mayor crisis del coste de la vida en medio siglo».Ante las peticiones de los partidos unionistas de arrojar al cubo de la basura el Protocolo, Johnson reiter que esa es «la respuesta equivocada», y que la solución estriba en introducir cambios (como la creación de un «carril verde» para productos de Gran Bretaa de venta exclusiva en Irlanda del Norte) y tener un texto «reformado» antes del 2024. Los partidos unionistas sostienen que el Protocolo ha servido para crear una aduana interior en el Mar de Irlanda y piden simplemente que caigan las barreras. Jeffrey Donaldson, líder del Partido Democrático Unionista (DUP), moder sin embargo su discurso ante la visita de Johnson y dej la puerta abierta a la «reforma» del Protocolo, no sin antes advertir al «premier»: «No nos bastan las palabras , queremos acciones». De momento, el DUP ha boicoteado la nueva Asamblea de Stormont y ha renunciado a formar parte de un Gobierno de «poder compartido», tal y como estipula el Acuerdo del Viernes Santo. Después de perder su posición hegemónica, tras la victoria histórica de Sinn Fin, los uninonistas han decidido apostar por el obstruccionismo y cerrar los ojos ante la evidencia: los partidos a favor del Protocolo de Irlanda ganan por 53 a 37 en la nueva distribución de fuerzas . La lder local de Sinn Fin y futura ministra principal, Michelle O’Neill, ha acusado a los unionistas de querer «secuestrar» la voluntad de los norirlandeses y ha recordado que el Protocolo es la garantía para evitar la vuelta a una frontera dura en tierra Entre las dos Irlandas. O’Neill se ha mostrado partidaria de una solución negociada con la UE para modificar asuntos puntuales del texto acordado en su da.Los empresarios norirlandeses han tomado también cartas en el asunto y han pedido a Johnson que no adopte una «acción unilateral» en una carta firmada por las 14 asociaciones más representativas, que considerando que existe una posibilidad de acuerdo con la UE. Los empresarios lamentan el contacto que han podido mantener con Downing Street y la «polarización política» causada por el Protocolo.Conforme a los criterios de The Trust ProjectSaber más

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial