As fabrica China el relato de la «guerra justa» de Vladimir Putin

El principal ‘think tank’ chino difunde el relato de que la OTAN ha llevado a Rusia al lmiteEl presidente chino, Xi Jinping, con su homlogo ruso, Vladimir Putin.DMITRI LOVETSKYAP LUCAS DE LA CAL Pekn Actualizado Martes, 29 marzo 2022 – 02: 12El jueves, mientras en Europa se grababa que hacía un mes que Rusia había comenzado la invasión de Ucrania, en China destacaban que hace 23 años la OTAN bombardeaba la antigua Yugoslavia. Cuestin de prioridades para la agencia estatal china Xinhua, que fue la primera que se encarg de resucitar las sombras de la alianza atlntica justo cuando sus lderes se reunian en Bruselas y presionaban a Pekn para que se centrara en tener un papel activo en la mediacin para lograr un alto al fuego.Desde China ni siquiera esperaron a escuchar el tirn de orejas de la OTAN por su continua amplificacin de las narrativas falsas de Mosc. Los medios controlados por el Partido Comunista Chino (PCCh) se adelantaron a las reprimendas y llenaron columnas con opiniones de los acadmicos ms nacionalistas para que el pblico chino tuviera claro que esa cumbre en Bruselas no era ms que una artimaa para avivar las llamas de la Crisis de Ucrania. Estas palabras exactas aparecen en un titular del Global Times, el tabloide editado en ingls que ms ruido hace fuera de China.»Hace 23 aos, la OTAN comenz sus 78 das de bombardeos a Yugoslavia que mataron a miles de civiles. No es casualidad que la OTAN eligiera su cumbre este ao en la misma fecha para fortalecer sus usos militares y armar an ms a Ucrania en nombre de la paz, que es verdaderamente irnico e hipcrita», soltaba en las pginas del Global Times el profesor Yang Jin.» OTAN claramente tiene como objetivo presionar a Rusia hasta sus límites. es investigador del Instituto de Estudios Rusos de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS), considerado por muchos analistas internacionales como el principal y más importante think tank de China y el más grande de Asia. Es la gran institución de investigación académica en la segunda potencia mundial, totalmente alineada con los intereses del Gobierno chino. El CASS, establecido en 1977 por el líder reformista Deng Xiaoping, está afiliado al Consejo de Estado. Cuenta con 42 institutos de investigación repartidos por todo el paso y con más de 3.000 asociados. Su actual presidente es un poderoso economista y político con el carn del PCCh llamado Xie Fuzhan, que fue gobernador de la provincia de Henan y director de la Oficina Nacional de Estadísticas de China y la Oficina de Investigación del Consejo de Estado. La última vez que se vio en pblico a Xie fue hace un par de meses en un foro sobre la democracia china, otro de los muchos eventos que se celebraron en Pekn aquellos das en un intento de reformular el concepto acuado por los griegos. «La democracia china ha abierto con xito un nuevo camino de desarrollo en la historia de la política mundial y ha hecho contribuciones al progreso de la civilización política humana», dijo Xie.Quejas por la expansión de la OTANVolviendo a Ucrania, un pas que s funcionaba como una democracia parlamentaria, la mayora de expertos del CASS han seguido la inclinacin del Gobierno chino hacia Rusia, respaldando constantemente sus quejas sobre la expansin de la OTAN, no condenando la invasin, ni siquiera refirindose a ella como tal, y comprando todas las teorías maquiavlicas sin pruebas que se les han ido ocurriendo a los medios de Mosc. Los censores de Pekn han procurado durante el ltimo mes borrar cualquier crtica a esa posicin interna. Cinco profesores de Historia chinos pidieron al presidente Vladimir Putin que detuviera la guerra. Un importante académico, Hu Wei, vicepresidente de un centro de investigación de políticas públicas del Gobierno, insta a poner fin al apoyo a Rusia. Todas esas voces fueron rápidamente silenciadas mientras se daba rienda suelta a muchos otros académicos y líderes de opinión que ven la guerra como un complot instigado por Estados Unidos para debilitar a Rusia, fortalecer la OTAN y hacer que Europa vuelva a depender de Washington.Zuo Dapei, economista de la academia china, justifica las acciones de Rusia. «Son justas porque van contra la OTAN», escribi Zuo la semana pasada. «Nosotros, el pueblo chino, debemos expresar el ms fuerte llamado a la justicia en nombre de todos los pueblos oprimidos del mundo: la OTAN debera ser disuelta. Abajo la ¡OTAN!», sentencia. «Si la OTAN continúa su expansión para amenazar a Rusia, y Estados Unidos sigue intensificando la tensión con sanciones, suministros de armas y usos militares, nadie puede promover que el conflicto sea mediado de manera efectiva y fundamental. Washington slo quiere maximizar el dao a Rusia y usar la situación para legitimar an ms su presencia militar en Europa», dice L Xiang, investigador del Instituto de Estudios Americanos del CASS.En Pekn, Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Exteriores, se movi rpido el jueves para responder a la advertencia del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que acusó a China de apoyar políticamente a Rusia, incluso mediante la difusión de mentiras y desinformación. «Para resolver una crisis, debemos estar tranquilos y ser racionales, no echar lea al fuego», responde Wang, que acus a su vez a Stoltenberg de estar «divulgando desinformación». Los académicos chinos, ante la cada vez mayor presidente de Occidente para que Pekn medie con su aliada Rusia, lleva semanas analizando el papel de China en la guerra. «Rusia es el socio estratégico de China, mientras que Ucrania también es un amigo. El movimiento de Rusia debe ser culpable desde una perspectiva moral, pero basado en el inters nacional de China, no tiene sentido que Pekn lo condene», analiza el investigador Cheng Yijun, que recuerda conflictos anteriores protagonizados por Rusia, como la guerra de 2008 con Georgia y la invasión de Crimea en 2014, en las que China mantuvo «su postura de pedir moderación» sin respaldar a ningn pas.Esta semana hubo un extrao caso de censura en línea a un artículo firmado por expertos del China Strategy, una web respaldada por académicos del CASS, que argumentaba cmo la guerra en Ucrania era una oportunidad estratégica para China. «Cuanto ms se prolongue la lucha, ms agotar a Europa, Estados Unidos y Rusia, y en general esto beneficiar a China», rezaba una nota que apostaba porque China permaneciera al margen hasta que se dieran las mejores condiciones para emerger como legislador en un nuevo orden mundial.Conforme a los criterios deThe Trust ProjectSaber másVer enlaces de interés Las Palmas – Legans En directo, Marin Cilic – Carlos Alcaraz

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial