WSJ: Elon Musk ha creado un ambiente entre sus colegas de «expectativa» de consumo de drogas




Publicado:
4 feb 2024 17:31 GMT

Las estrechas relaciones personales y financieras entre el magnate y miembros de la junta directiva de Tesla suscitan dudas entre accionistas sobre la independencia de los mismos.
Elon Musk habría creado un ambiente de «expectativa» de consumo de droga entre sus amigos y los directores de las empresas que dirige, escribe The Wall Street Jornal, citando fuentes cercanas al magnate.Tanto es así, que las personas del círculo cercano de Musk, de cuya relación han obtenido enormes beneficios financieros y sociales, temen que el multimillonario pueda incomodarse si se desmarcan del plan, señala el diario.Entre las personas con quien el empresario habría consumido drogas figura su hermano, Kimbal Musk, quien también es miembro de la junta directiva de Tesla, así como Antonio Gracias y Steve Jurvetson, quienes formaban parte de la misma, según fuentes consultadas, que dicen que el volumen de consumo por parte de estas personas ha llegado a ser preocupante.Otros miembros de la junta directiva también tienen vínculos personales y financieros estrechos con Musk, lo que siembra dudas entre accionistas sobre la independencia de los mismos, que se encargan de supervisar al consejero delegado, que es Musk, dicen personas conocedoras del asunto.

El pasado mes de enero, el periódico informó que el magnate consumía drogas como LSD, cocaína, éxtasis y hongos alucinógenos, lo que suscitaba preocupaciones entre los ejecutivos y miembros de las juntas directivas de sus empresas. El medio indica que en 2019 la exdirectora de Tesla Linda Johnson Rice no se presentó a la reelección debido a la frustración que le causó el comportamiento del multimillonario y la preocupación que le generaba su consumo de drogas.Según el periódico, el consumo de drogas constituiría una violación de las «políticas federales» que podría hacer peligrar «los miles de millones de dólares» en contratos gubernamentales de SpaceX, la compañía aeroespacial autorizada para transportar astronautas de la NASA hacia y desde la Estación Espacial Internacional. El Pentágono, además, adjudicó a SpaceX un contrato para suministrar comunicaciones por satélite a las Fuerzas Armadas a través de la nueva red de satélites Starshield.Musk negó entonces estas acusaciones y dijo que tras aparecer fumado marihuana durante un podcast en directo en 2018, un episodio que le causó problemas con la NASA por sus contratos con SpaceX, aceptó «la petición de la NASA de hacer 3 años de pruebas de drogas aleatorias». «No se encontraron ni rastros de drogas o alcohol», concluyó