Mueren tres soldados estadounidenses en un ataque con drones en una base de Jordania




Tres soldados estadounidenses murieron el sbado por la noche en un ataque con aviones no tripulados en el nordeste de Jordania, cerca de la frontera con Siria, segn ha confirmado este domingo el presidente Joe Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca en el que prometi que la accin no quedar sin respuesta. En el ataque, que Washington atribuye a milicias radicales respaldadas por Irn que operan en Siria e Irak, resultaron adems heridos al menos 25 militares. El ministro jordano de Comunicaciones Gubernamentales, Muhannad Mubaidn, declar a la televisin estatal que los drones impactaron en una base situada fuera de sus fronteras. Se trata de las primeras bajas mortales por fuego enemigo del ejrcito estadounidense desde el comienzo de la guerra de Israel en Gaza, tras el ataque de Hams el 7 de octubre. El ataque aumenta el riesgo de involucracin en el conflicto de Washington, que ayuda diplomtica, armamentstica y econmicamente a Israel y acta contra otros aliados de Tehern (los hutes en Yemen), pero no quiere implicarse en una guerra regional.No est claro qu fall en las defensas areas de la base Torre 22, que Estados Unidos mantiene en la frontera de Jordania con Siria e Irak, pero no interceptaron los drones, entre los muchos que han buscado parecido objetivo en los ltimos meses. Hasta el viernes, el Pentgono haba contabilizado ms de 158 ataques contra las fuerzas estadounidenses y de la coalicin en Irak y Siria. Esa constante andanada de drones, cohetes y misiles haba sido infructuosa hasta ahora. Ni siquiera haban llegado a provocar daos a la infraestructura.Ms informacinEsta vez fue distinto, y el incidente aade tensin ante una posible escalada en el conflicto en la regin que el Pentgono lleva semanas tratando de evitar. A 10 meses de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, algo as podra resultar fatal para las aspiraciones de Biden de revlida en la Casa Blanca. Los analistas coinciden en que su apoyo sin fisuras a Israel tiene la capacidad de influir en el voto demcrata, sobre todo entre los jvenes y entre los electores musulmanes, que contribuyeron a su triunfo en 2020 y tienen influencia en Estados decisivos como Mchigan o Pensilvania.Familias recibiendo atadesLas identidades de los tres fallecidos no trascendieron inmediatamente. La imagen de sus familias recibiendo los atades de esos soldados tampoco es algo deseable para Biden, por lo que puede contribuir a refrescar la memoria entre los estadounidenses de prolongadas e infructuosas intervenciones militares en el extranjero en los tiempos de las guerras de Afganistn e Irak. En la primera, murieron 2.455 miembros del ejrcito estadounidense. En la segunda, unos 4.400, segn las cifras del Departamento de Defensa.nete a EL PAS para seguir toda la actualidad y leer sin lmites.SuscrbeteLa Resistencia Islmica de Irak, una denominacin que agrupa a distintas facciones armadas apoyadas por Tehern, ha reivindicado la accin en un comunicado. La describe como cuatro ataques simultneos con drones en solidaridad con los hermanos de Gaza. Tres de ellos, contra fuerzas de Estados Unidos en las bases sirias de Shadadi, Tanf y Rukban. El cuarto, contra una base naval en los territorios palestinos ocupados, en referencia a Israel, que no ha dado cuenta de ningn ataque, y probablemente sea la Torre 22 estadounidense, en la que se desconoce cuntos soldados hay desplegados.Un portavoz del movimiento palestino Hams, Sami Abu Zuhri, ha interpretado el ataque como un mensaje al Gobierno estadounidense de que tendr que enfrentarse a toda la nacin musulmana hasta que acabe la matanza de inocentes de Gaza. La constante agresin estadounidense-sionista en Gaza pude hacer explotar la situacin en la regin, ha declarado a la agencia Reuters.El ataque de este fin de semana se suma a las escaramuzas en la frontera libanesa entre Israel y Hezbol, milicia que tambin cuenta con el respaldo de Irn, y a los disparos de misiles y drones contra barcos en el Mar Rojo en direccin al canal de Suez por parte de rebeldes hutes en Yemen, que fueron respondidos por Estados Unidos y el Reino Unido. La semana pasada, al menos cuatro militares estadounidenses resultaron heridos en una lluvia de cohetes y misiles en una base del oeste de Irak. Washington tiene desplegados en la base area jordana de Azraq a unos dos mil soldados, encargados de combatir a los restos del Estado Islmico.Jordania, un aliado de Washington que tiene frontera con Israel, Cisjordania, Siria, Irak y Arabia Saud y da gran valor a la estabilidad, est particularmente preocupada por verse salpicada por la guerra en Gaza. La mitad de su poblacin es palestina.A finales del ao pasado, cuando Israel ya bombardeaba Gaza y las milicias proiranes en Oriente Prximo lanzaban puntualmente proyectiles y drones contra el Estado judo y las tropas estadounidenses en los pases colindantes, pidi a Washington el despliegue de sistemas de defensa antimisiles Patriot para su frontera con Siria, en la que las tropas de ambos pases efectan maniobras conjuntas. La divisoria es clave para la estabilidad regional tambin por el trfico de captagon, una droga que acaba llegando principalmente a Arabia Saud. El ejrcito jordano ha llegado a bombardear territorio sirio para frenarlo y acusa al rgimen de Bachar El Asad de haber formado un narco-Estado para financiarse y del que tambin se benefician grupos armados cercanos a Irn.El Pentgono dio por muertos a dos miembros del cuerpo de lite de los Navy Seals que haban desaparecido 10 das antes, durante una operacin en el mar que persegua interceptar el envo de armas de Irn a los combatientes hutes.Hoy, el corazn de Estados Unidos est apesadumbrado, declar el presidente estadounidense. Los tres militares estadounidenses que perdimos eran patriotas en el ms alto sentido. Y nuestra nacin nunca olvidar su sacrificio final. Juntos mantendremos la sagrada obligacin que tenemos para con sus familias. Nos esforzaremos por ser dignos de su honor y valor. Continuaremos con su compromiso de luchar contra el terrorismo. Y no lo duden: haremos que los responsables rindan cuentas en el momento y de la manera que consideremos oportunos.[La primera dama] Jill y yo nos unimos a las familias y amigos de nuestros cados (y a los estadounidenses de todo el pas) para lamentar la prdida de estos guerreros en este ataque despreciable y totalmente injusto, contina el texto difundido por la Casa Blanca. Estos miembros del servicio encarnaron lo mejor de nuestra nacin: inquebrantables en su valenta. Inquebrantables en su deber. Inquebrantables en su compromiso con nuestro pas, arriesgando su propia seguridad por la seguridad de sus compatriotas estadounidenses y de nuestros aliados y socios con quienes apoyamos en la lucha contra el terrorismo. Es una lucha que no cesaremos.Sigue toda la informacin internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.Suscrbete para seguir leyendoLee sin lmites_