Ms de un milln de palestinos desplazados en Rafah, a la espera del inminente asalto israel: «Mis hijos me preguntan que adnde iremos»



Actualizado Domingo,
11
febrero
2024

15:54La tienda de campaa de la familia Abu Mustafa est pegada a la alta valla de hormign y metal que separa Gaza de Egipto en Rafah, el ltimo lugar relativamente seguro de un enclave devastado por la ofensiva militar israel, pero que ahora tambin puede ser objeto de ataques. La familia forma parte de los ms de un milln de palestinos que se hacinan ahora en los alrededores de Rafah y temen no tener ya ningn lugar adonde huir dentro de una pequea franja reducida en gran parte a escombros y donde los combates siguen haciendo estragos.»Todos los das estamos huyendo. Ser desplazado es duro porque tengo dos hijas discapacitadas. No puedo cargar con ellas. Si hay ms desplazamientos, no me muevo», afirma Laila Abu Mustafa.El primer ministro israel, Benjamn Netanyahu, ha ordenado un plan de evacuacin para los civiles que abarrotan Rafah, acampados en calles y solares vacos, en la playa y, como la familia Abu Mustafa, en la franja arenosa junto a la frontera egipcia. Las agencias de ayuda afirman que cualquier asalto a la ciudad ser catastrfico en una guerra que ya ha causado una miseria incalculable.La guerra comenz el 7 de octubre, cuando el grupo militante Hamas, que controla Gaza, asalt la valla fronteriza con Israel y envi combatientes que mataron a 1.200 personas, en su mayora civiles, y tomaron unos 250 rehenes, segn los recuentos israeles. Cuatro meses despus, Gaza est en ruinas.Un hombre posa con su hijo recin nacido en Rafah.MOHAMMED ABEDAFPBajo un bombardeo masivo diario, las fuerzas terrestres israeles han invadido la mayor parte del enclave, destrozando casas, edificios pblicos e infraestructuras con ataques areos, fuego de artillera y detonaciones controladas. Las autoridades sanitarias palestinas afirman que ms de 28.000 personas han muerto en la guerra, aproximadamente el 70% de ellas mujeres y nios.Ms del 85% de los habitantes de Gaza se han quedado sin hogar. Segn un estudio de la ONU, casi uno de cada 10 nios menores de cinco aos est gravemente desnutrido. La semana pasada, Israel rechaz una propuesta de Hamas, alegando que no dejara de luchar mientras el grupo mantuviera brigadas que, segn Israel, se esconden en Rafah.Segn fuentes de seguridad egipcias, est previsto que el martes se celebren nuevas conversaciones de alto nivel a las que asistirn altos cargos de Qatar y Estados Unidos, as como delegaciones israeles y palestinas. Los ataques areos israeles han comenzado a tener como objetivo Rafah en los ltimos das. El domingo, Hamas declar que los ataques areos israeles en la Franja de Gaza durante los cuatro das anteriores haban matado a dos rehenes y herido a otros ocho. El grupo afirm que cualquier ataque israel contra Rafah hara «saltar por los aires» las conversaciones para alcanzar un acuerdo que permita liberar a los rehenes restantes.Plan de evacuacin para civilesEn una entrevista que se emitir este domingo en la cadena estadounidense ABC, Netanyahu ha reiterado que las fuerzas israeles asaltarn Rafah, pero dijo que estaban preparando «un plan detallado» para evacuar a los civiles. «Vamos a hacerlo. Vamos a acabar con los batallones terroristas de Hamas que quedan en Rafah», dijo, aadiendo que «vamos a hacerlo proporcionando al mismo tiempo un paso seguro a la poblacin civil».Ropa tendida en un lugar bombardeado.MOHAMMED ABEDAFPUn portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores francs declar que «una ofensiva israel a gran escala en Rafah creara una situacin humanitaria catastrfica de una dimensin nueva e injustificable».Contra la valla fronteriza, cubierta de alambre de espino, la familia Abu Mustafa tiende la colada entre tiendas de campaa. Cocinan la poca comida que pueden reunir en latas vacas sobre un fuego en la arena.El miedo al asalto de Rafah es el tema constante de todas las conversaciones en la abarrotada ciudad, dice Mariam, una mujer que huy de su hogar en la ciudad de Gaza a principios de la guerra con sus tres hijos de 5, 7 y 9 aos. «No puedo describir cmo nos sentimos. Tengo mucha confusin en la cabeza. Mis hijos no dejan de preguntarme cundo invadir Israel Rafah, adnde iremos y si moriremos. Y yo no tengo respuestas».