Lavrov: Occidente ignora las iniciativas de paz para Ucrania de China, Brasil y Sudfrica




Publicado:
31 ene 2024 08:14 GMT

El canciller ruso califica de «ultimtum» para Mosc el plan del mandatario ucraniano.
EE.UU. y sus aliados intentan presentar la fórmula de paz del presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, como «la única opción» para poner fin al conflicto entre Rusia y Ucrania, sin tan siquiera considerar las iniciativas propuestas por países del Sur Global, como Brasil, China y Sudáfrica, declaró este miércoles el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.Durante una reunión del BRICS celebrada en Moscú, el canciller ruso explicó que había consultado a alguien sobre si en la conferencia sobre el plan de Zelenski que se llevó a cabo este mes en la ciudad suiza de Davos se discutían otras iniciativas antes mencionadas; y que le respondieron que en las citas de este tipo «no se tienen en cuenta» otros planes que no sea el del mandatario ucraniano.

«No se necesitan iniciativas de ellos. No se necesita otra cosa de ellos que no sea venir y sentarse y ser contados aritméticamente», aseveró Lavrov, que incidió en «la total falta de respeto y completo desprecio» que muestra Occidente «por cualquier opinión que no sea la suya». «Esto es puro colonialismo, imperialismo», sentenció.Paralelamente, calificó de «ultimátum» para el país euroasiático la fórmula de Zelenski, que —subrayó— «sencillamente no es factible».El pasado mes de noviembre, Zelenski enumeró en una cumbre del G20 los diez puntos de la fórmula de paz de Ucrania, incluida la exigencia de que Moscú retire todas sus tropas y restablezca la plena integridad territorial de Ucrania.»Fracaso del proyecto ucraniano»

El martes, el ministro ruso sostuvo que Occidente entiende que el fracaso del proyecto ucraniano ha comenzado, pero no puede dejar de ayudar a Kiev.»Las cifras que se están enterrando en Ucrania, hablan por sí solas, de lo importante que es para Occidente no permitir el fracaso de su proyecto ucraniano. Y se dan cuenta de que este fracaso ya ha comenzado. Sin embargo, no pueden detenerse. Y no sólo por razones de prestigio, que, según creen, han puesto en juego y no pueden perder. Sino también desde el punto de vista del beneficio económico», resaltó.