Jair Bolsonaro ser detenido por su rol en el intento de golpe de Estado en Brasil?



Todos aqu tenemos algo que perder. No podemos dejar que lleguen las elecciones y que ocurra lo que est pintando (…). Vamos a tener que hacer alguna cosa antes, afirm el 5 de julio de 2022 el entonces presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en medio de una reunin ministerial grabada en video y que fue revelada el viernes por medios locales como la pieza central de la investigacin que la Polica Federal ha puesto en marcha contra l y algunos de sus aliados por posibles delitos de golpe de Estado.(En contexto:Brasil: Supremo ordena a Bolsonaro entregar su pasaporte por caso del intento de golpe)

En los fragmentos de video filtrados de la reunin, que tuvo lugar tres meses antes de los comicios presidenciales en los que infructuosamente Bolsonaro busc su reeleccin perdiendo contra Luiz Incio Lula da Silva, aparece el presidente de derecha sentado en el centro de la sala y rodeado por miembros de su gabinete. Se le escucha quejarse de un proceso electoral que considera inclinado injustamente en su contra y, dice, irritado, que si no se reacciona antes de las elecciones se desatar el caos.(Siga leyendo:Brasil: lo que se sabe del escndalo de espionaje que salpica al expresidente Bolsonaro)La grabacin de hora y media de duracin incautada del computador del teniente coronel Mauro Cid, un exayudante de Bolsonaro revela la organizacin de la dinmica golpista en las altas esferas del Gobierno, seal la Polica Federal al justificar el megaoperativo ejecutado el jueves por orden de la Corte Suprema en contra de Bolsonaro y parte de su crculo ms cercano.

Agentes de la Polica Federal salen de la sede del Partido Liberal durante el megaopertativo contra Bolsonaro.

Se trat de una operacin sin precedentes en Brasil, bautizada como Tempus Veritatis (hora de la verdad, en latn), que se enmarca en las investigaciones para desentraar lo que las autoridades denominan una organizacin criminal que actu en el intento de golpe de Estado para mantener al expresidente en el poder y que culmin en los actos del 8 de enero de 2023, ocho das despus de la investidura de Lula, cuando miles de bolsonaristas irrumpieron en el palacio presidencial y los edificios del Congreso y el Supremo Tribunal Federal para pedir una intervencin militar y revocar al nuevo mandatario.En la operacin del jueves, tres referentes del bolsonarismo fueron arrestados: Filipe Martins, un exasesor para asuntos internacionales de Bolsonaro; y dos militares del Ejrcito. Adems, se registraron los domicilios de otras 24 personas, incluidos tres exministros y el exdiputado Valdemar Costa Neto, quien preside el Partido Liberal, liderado por el expresidente de derecha. En ese procedimiento, Costa Neto tambin fue detenido por la posesin ilegal de un arma.(Adems:Brasil: allanan casa de un hijo de Bolsonaro como parte de investigacin por espionaje)En lo que respecta a Bolsonaro, el magistrado Alexandre de Moraes, quien lidera las investigaciones, le orden entregar su pasaporte para impedir que abandone el pas. El expresidente no se pronuncisobre el operativo y su abogado, Fbio Wajngarten, se limit a anunciar que, en cumplimiento de la orden judicial, Bolsonaro entreg el pasaporte a las autoridades competentes.Para analistas consultados por este diario, el impacto de estos operativos es certero porque consolidan las sospechas de que s hubo intenciones golpistas. La situacin jurdica y poltica del expresidente (Bolsonaro) se puso ms compleja, apunta Leandro Lima, analista snior de Control Risks para Brasil y el Cono Sur.A esa valoracin se suma el analista poltico Andr Cesar, de la consultora Hold, quien considera que las investigaciones ahora llegan al punto decisivo apuntando a los operadores y autores intelectuales. Las pruebas muestran que hubo, de hecho, un movimiento golpista y ser difcil para la defensa justificar las acciones del expresidente, aade.(Puede leer:De dos pases cuyas instituciones fueron atacadas en protestas, solo uno logra sanar)Conspiracin previa a eleccionesEl video que revel la Corte Suprema el viernes es el hervor ms reciente de esta trama. La investigacin en curso abarca hechos anteriores a los actos del 8 de enero de 2023 y contempla la sospecha de que los involucrados discutieron, antes de la toma de posesin de Lula, dictar un decreto que anulaba las elecciones que gan el lder de izquierda y as mantener a Bolsonaro en el poder. El borrador de ese supuesto decreto planteaba, adems, detener a dos magistrados del Supremo -entre ellos a De Moraes- y al presidente del Senado y habra sido analizado directamente por el propio Bolsonaro en noviembre de 2022, cuando an estaba en el Ejecutivo.(Siga leyendo:An polarizado, Brasil cumple el primer aniversario de la asonada bolsonarista)La investigacin aade que el «decreto» fue objeto de modificaciones durante varias reuniones en el palacio presidencial, y finalmente habra sido aprobado por el expresidente, quien convoc una reunin con comandantes militares para «presionarlos a adherirse» a la intentona.

El 8 de enero de 2023, ocho das despus de la investidura de Lula, miles de bolsonaristas irrumpieron en las sedes del poder.

La situacin jurdica y poltica del expresidente (Bolsonaro) se puso ms compleja.

Todo eso ocurri con el teln de fondo de una difusin masiva de noticias falsas sobre un supuesto «fraude en las elecciones», cuyo objetivo final era «legitimar una intervencin de las Fuerzas Armadas» y concretar un golpe de Estado. De Moraes ha dicho que identific varios «ncleos de actuacin», entre ellos uno dedicado a promover la idea falsa de una ruptura institucional. Entre los responsables de esta confabulacin tambin estaran el exministro de Seguridad de la Presidencia, el general Augusto Heleno, y dos extitulares de Defensa: los generales Paulo Srgio Nogueira y Walter Braga Netto, quien fue candidato a vicepresidente en la frmula de Bolsonaro en 2022.(Adems:Cientos de seguidores de Jair Bolsonaro protestaron contra la Corte Suprema de Brasil)Pero todas esas articulaciones, segn las sospechas, comenzaron en realidad antes de las elecciones de octubre de 2022, cuando ya todas las encuestas vaticinaban una victoria de Lula. Por eso, el viernes la Polica Federal anunci que usar la grabacin revelada por la Corte Suprema como un indicio contra Bolsonaro por un supuesto intento de golpe de Estado. A eso se suma el hallazgo en la sede del Partido Liberal, el jueves tras el operativo, de un documento parecido a un discurso que anunciaba un estado de sitio, segn revel la prensa brasilea.

Agentes de la Polica Federal salen de la vivienda del exministro y general del Ejrcito Augusto Heleno.

Bolsonaro ser detenido?La gran pregunta que suscita este escndalo es si el expresidente ser detenido y, eventualmente, enviado a prisin. Su defensa ha buscado desestimar todas las acusaciones.Fabio Wajngarten, su abogado, afirm en su cuenta de X, por ejemplo, que las opiniones que aparecen en el video revelado el viernes son «absolutamente pblicas» y que «forman parte de la democracia».(Lea tambin:Comisin aprueba informe que acusa a Bolsonaro de promover intento golpista en Brasil)De las 2.170 personas detenidas por los actos del 8 de enero, solo unas 30 han sido condenadas por delitos como golpe de Estado, con penas de hasta 17 aos de crcel.Bolsonaro, que por estos hechos fue inhabilitado en junio pasado para presentarse a elecciones hasta 2030, insiste en su inocencia y se considera una vctima. «Hace ms de un ao que no gobierno y contino sufriendo una persecucin implacable», le dijo recientemente a una periodista del diario Folha. «Olvdense de m», remat.

Con estas acciones se confirma su desprecio por el rgimen democrtico. Otros actores polticos probablemente tendrn cuidado al acercarse a Bolsonaro.

Carlos Melo, profesor de ciencia poltica en la escuela de negocios Insper, en So Paulo, comenta que ahora mismo «existe una posibilidad real de un arresto de Bolsonaro», pero aclara que «se necesitan pruebas muy slidas para justificar una orden» en ese sentido. «Por eso, las investigaciones y todo el proceso legal tienen que ser extremadamente tcnicas y cuidadosas».(Puede leer:’Mentor intelectual’: comisin acusa a Jair Bolsonaro de alentar la asonada en Brasil)Geraldo Monteiro, profesor de Ciencias Polticas de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro, cree que Bolsonaro «ser seguramente detenido debido a su implicacin directa en los preparativos de golpe de Estado».Segn Monteiro, se trata «del golpe ms duro hasta ahora» para el expresidente.»Ms duro» que cuando fue inhabilitado polticamente hasta 2030 por desinformacin, «puesto que ahora entramos en el mbito criminal».

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro.

Medios locales apuntan a que Bolsonaro podra ser inculpado formalmente una vez que concluya la investigacin, lo que puede suceder pronto. La Polica Federal baraja los delitos de «golpe de Estado» y de «abolicin del Estado de derecho democrtico».Otros analistas ven en este caso un impacto negativo en la imagen del lder de la derecha. «Con estas acciones se confirma su desprecio por el rgimen democrtico. Otros actores polticos probablemente tendrn cuidado al acercarse a Bolsonaro», dice Leandro Lima, quien, no obstante, enfatiza en que el expresidente «mantendr el apoyo de una parte de la poblacin que est de acuerdo con sus propuestas ideolgicas y mantiene un sentimiento de rechazo muy fuerte en contra de la izquierda».(Siga leyendo:La ‘montaa’ de investigaciones que enfrenta Jair Bolsonaro ante la justicia de Brasil)Datos del instituto Quaest muestran que 58 por ciento de los mensajes en las redes sobre la operacin policial del jueves fueron crticos con Bolsonaro, una derrota atpica para quien sigue siendo el lder de la arena poltica digital en Brasil.

Cientos de bolsonarista en una marcha contra la Corte Suprema.

Lula, el gran beneficiadoLeandro Lima considera que esta investigacin beneficia, paradjicamente, a Lula, pues confirma su narrativa de defensor de la democracia ante un adversario autoritario.

El presidente brasileo Luiz Inacio Lula da Silva habla en una rueda de prensa.

El propio mandatario supo capitalizar ese momento. El jueves, mientras se adelantaba el operativo policial, Lula daba una entrevista a una estacin de radio. En su primera reaccin declar que «es muy difcil para un presidente comentar asuntos que estn bajo secreto judicial» y pidi que «no haya excesos y que se aplique el rigor de la ley». Pero no se contuvo y dijo creer que Bolsonaro «debe haber participado en la construccin de esa tentativa de golpe», que «no hubiera ocurrido» sin su participacin.(Puede leer:Un hacker asegura que Bolsonaro le sugiri invadir y manipular las urnas de votacin)Lo que est en juego, especialmente, es la puja poltica con la mira puesta en las elecciones municipales de octubre prximo en las que se renovarn los alcaldes de 5.568 municipios y que son consideradas un termmetro de la gestin del Gobierno casi a mitad del mandato de cuatro aos. «La participacin activa de Bolsonaro en las campaas electorales de sus aliados tiene que ser reevaluada. Y las evidencias recolectadas por los operativos policiales sern un argumento de los candidatos de izquierda en contra de los de derecha. Esto ser importante especialmente en Sao Paulo, que es la alcalda ms importante del pas», vaticina Leandro Lima. As las cosas, est por verse si, con la gestin de Lula necesitada de respaldo electoral y las investigaciones contra Bolsonaro, Brasil, como en 2022, sigue siendo un pas ideolgicamente dividido o si la balanza se inclina, aunque sea ligeramente, a uno de los dos lados.WILLIAM MORENO HERNNDEZREDACCIN INTERNACIONALEL TIEMPO