El miedo a una escalada del conflicto modera la represalia de EE UU contra milicias proiranes en Siria e Irak




La represalia no era solo esperada. Tambin anunciada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien asegur el martes que ya haba decidido cmo reaccionara su pas al ataque con drones contra una base estadounidense en Jordania dos das antes, en el que murieron tres militares. Sin embargo, su materializacin este viernes, con ataques contra ms de 85 objetivos en Irak y en Siria de milicias respaldadas por Irn, ha aumentado la preocupacin ante una posible expansin de la tensin en Oriente Prximo a cada vez ms actores y pases. Los ataques mataron en Siria a 23 personas que guardaban las instalaciones, segn el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con observadores en el terreno, y en Irak, a 16, entre ellos civiles que se encontraban cerca de los lugares atacados, ha informado el Gobierno. Segn el Comando Central de Estados Unidos (Centcom), la aviacin militar emple 125 municiones de precisin.Como tambin era de esperar, los pases atacados, e Irn, han criticado la represalia. El primer ministro de Irak, Mohammed Shia al-Sudani quien viene compaginando declaraciones conciliadoras con Washington con peticiones de que las fuerzas de la coalicin contra el ISIS que lidera abandonen el pas asegur que los bombardeos ponen la seguridad de Irak y de la regin al borde del abismo. El Gobierno de Siria, apoyado por Rusia e Irn en la guerra que dura ya 13 aos, calific a Estados Unidos de principal fuente de inestabilidad global, mientras que Tehern habl de error estratgico de Washington que lo involucra an ms en la regin y oculta los crmenes de Israel en Gaza.Otras voces con ms distancia han advertido del riesgo de que los ataques incendien an ms la regin en un momento en el que no falta gasolina. Sin mencionarlos expresamente, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha advertido de que Oriente Prximo es una caldera que puede explotar y ha pedido a todos esfuerzos para evitarlo.Pese a las seales de alarma, el tipo de represalia elegida por Estados Unidos, al menos en esta primera fase, no parece mostrar inters en expandir el conflicto. Washington que en 2020 mat cerca de Bagdad al general Qasem Soleimani, responsable de la Fuerza Al Quds (el brazo regional de la Guardia Revolucionaria, el que dirige las franquicias regionales), en respuesta a varios ataques mortales sufridos por sus tropas en Irak podra haber optado por el asesinato selectivo de algn lder de las milicias o por apuntar ms directamente a Tehern.Los objetivos han sido, en cambio, centros de operaciones de mando y control, centros de inteligencia, cohetes y misiles, almacenes de vehculos areos no tripulados, e instalaciones logsticas y de la cadena de suministro de municiones, segn el Centcom. Se trataba ms bien de pasar el mensaje que resumi el presidente, Joe Biden: Estados Unidos no busca el conflicto en Oriente Prximo ni en ningn otro lugar del mundo. Pero que sepan esto todos aquellos que intenten hacernos dao: si daan a un estadounidense, responderemos, aadi.Precisar milimtricamente el impacto de los ataques para evitar una deriva del conflicto parece explicar, segn analistas y expertos, que fueran tan prudentes, es decir, limitados en sus objetivos. El analista de la CNN Nick Paton Walsh define este primer golpe como una respuesta comparativamente limitada a la peor prdida de vidas estadounidenses en la regin en casi tres aos. La Administracin de Biden, explic el experto, tiene por delante una tarea casi imposible: golpear lo suficientemente fuerte como para demostrar que vas en serio, pero tambin asegurarte de que tu oponente encaja el golpe sin arremeter a su vez.nete a EL PAS para seguir toda la actualidad y leer sin lmites.SuscrbeteA esto se suma la velocidad con la que Irn se desmarc del ataque a la base en Jordania, lo que dejaba en una posicin delicada a Washington: interpretarlo como una mera estratagema de tirar la piedra y esconder la mano habra supuesto subir varios grados la tensin. Tambin la asuncin de que el anuncio por el grupo que lo reivindic, Kataeb Hezbol, de que suspenda todas sus operaciones contra tropas estadounidenses no habra sucedido sin la presin de Tehern, interesado en aguijonear a Israel y a su principal aliado, pero no en un conflicto abierto.Equilibrio difcilUn equilibrio difcil, impedir nuevos ataques a sus fuerzas desplegadas en la regin sin provocar la extensin del conflicto, es la idea que ms se repite en las escasas reacciones a la represalia estadounidense. El secretario de Defensa, Lloyd Austin, ha corroborado que el golpe es solo la salva inaugural de una ofensiva cuyo alcance y calendario se mantiene en secreto. Los ataques son nicamente el comienzo de nuestra respuesta, ha dicho Austin, calcando la declaracin de Biden de que se desarrollar en los momentos y lugares que elijamos.La andanada de ataques dur apenas 30 minutos, especific el viernes John Kirby, responsable de comunicacin estratgica del Consejo de Seguridad Nacional, y se decidi en funcin del tiempo. Se dise en funcin del tiempo, [atacamos] cuando vimos la mejor oportunidad meteorolgica. El buen tiempo se present hoy [por el viernes] y lo llevamos a cabo, explic el teniente general Douglas Sims, director del Estado Mayor Conjunto. Washington analiza las imgenes satelitales para valorar el alcance de los daos, es decir, el nmero de bajas entre los combatientes proiranes, si bien la Casa Blanca cree que fue un xito, apunt Kirby. El portavoz tambin declar que las autoridades de Bagdad fueron avisadas previamente algo que estas niegan y que no ha habido contacto alguno con Irn desde el ataque con dron del domingo, efectuado por Kataeb Hezbol, integrado en la Resistencia Islmica de Irak, una denominacin genrica que agrupa a distintas facciones armadas apoyadas por Tehern.Aquel ataque, en el que tambin resultaron heridos al menos 25 militares, no fue inusual (se han registrado cientos en los ltimos aos, en particular desde el inicio de la guerra en Gaza), pero s el nico que penetr las defensas y lleg a los barracones. El drone fue confundido con uno propio que deba regresar a la base en esos momentos a la Torre 22, el puesto de avanzadilla atacado en las cercanas de la frontera con Siria, segn mandos estadounidenses.Desde el 7 de octubre, el da en que el ataque de Hams en Israel desencaden la guerra en Gaza que ha dejado ms de 27.000 muertos y disparado las escaramuzas en la regin, desde Lbano a Yemen, pasando por Siria e Irak, las fuerzas estadounidenses desplegadas en Oriente Prximo han sufrido ms de 160 ataques de milicias vinculadas a Irn, segn el cmputo del Pentgono. Y el del domingo fue el primero letal.La accin de represalia ha sido, sin embargo, mucho menos osada que el asesinato de Soleimani, una pieza de caza mayor en comparacin con los ltimos objetivos sin nombre. Se produjo en el ltimo tramo de la presidencia de Donald Trump. La diferencia es que entonces no haba una guerra en la regin como la de Gaza, y tambin que el conflicto palestino-israel, que Biden pretenda orillar para centrarse en frenar a China, ha acabado estallndole en las manos en el tramo final de su presidencia, y en plena campaa para la reeleccin. Este sbado se celebra precisamente la primera cita del calendario de las primarias demcratas, en Carolina del Sur, cuando las ltimas encuestas corroboran la ventaja en la intencin de voto de cara al 5 de noviembre de su rival, el candidato republicano Donald Trump. El ltimo sondeo, publicado este viernes por la CNN, da al expresidente un 49% frente al 45% del demcrata.Sigue toda la informacin internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.Suscrbete para seguir leyendoLee sin lmites_