El indulto al encubridor de un pederasta zarandea el Gobierno de Orbn en Hungra




Viktor Orbn est viviendo algunas de las semanas ms turbulentas de los 14 aos que lleva al frente de Hungra. El escndalo que ha generado el indulto a un hombre condenado por encubrir a un pederasta no se ha extinguido, pese a las dimisiones el pasado sbado de la presidenta, Katalin Novk, y de la antigua ministra de Justicia y futura cabeza de lista de Fidesz, el partido en el Gobierno, para las elecciones europeas, Judit Varga. La falta de explicaciones sobre el motivo del perdn y los ataques del exmarido de Varga contra personas cercanas al primer ministro mantiene abierta una de las mayores crisis a las que se ha enfrentado el dirigente ultraconservador y nacionalista. Este viernes, ha presentado su renuncia tambin el lder de la Iglesia calvinista, el obispo Zoltn Balog, que intercedi ante la presidenta en favor del indultado. Decenas de miles de personas se han concentrado en Budapest en una manifestacin en defensa de las vctimas, en una de las protestas ms multitudinarias que se recuerdan en los ltimos aos.Orbn se encuentra en uno de los momentos ms peligrosos para su Gobierno, segn explica al telfono desde Budapest Andrs Br-Nagy, director del think tank Policy Solutions. El escndalo golpea en el centro de la poltica de Viktor Orbn y la narrativa que ha tratado de construir en los ltimos aos, sobre los valores familiares conservadores y la defensa de los nios. Novk, que fue ministra de Familias antes que presidenta, encarnaba esa fijacin del Ejecutivo hngaro por promover la natalidad y sealar al colectivo LGTBI como una amenaza, especialmente para los nios. Para un Gobierno que ha defendido como medida estrella una ley homfoba que supuestamente protega a la infancia y que vinculaba la homosexualidad con la pedofilia causante de uno de sus ms sonados choques con Bruselas, el caso es particularmente daino.La profunda falta de transparencia en Hungra alcanza a los indultos, que no son pblicos. El que ha causado la crisis data de abril de 2023, cuando coincidiendo con la visita del Papa a Budapest, la presidenta indult a un grupo de presos. Como desvel el 2 de febrero el portal de noticias 444, entre ellos se encontraba Endre Konya, condenado a tres aos y cuatro meses por encubrir a su jefe. Ambos trabajaban en un orfanato en Bicske, a media hora de Budapest. El director abus sexualmente de algunos internos uno de los cuales se suicid y el subordinado intent tapar el caso y presion a algunas vctimas para que retirasen sus denuncias.El escndalo traspas la espesa barrera de la propaganda de los medios afines al Gobierno y alcanz a sus propios simpatizantes. Este es el tipo de contenido que se extiende como un incendio forestal; la gente hablaba sobre el tema en la calle, en el transporte pblico, en redes sociales, explica Br-Nagy. Mrton Tompos, vicepresidente de Momentum, un partido liberal de centro en la oposicin, subraya tambin que el Gobierno perdi el control de la agenda meditica diaria. Segn Tompos, el Ejecutivo ultraconservador trat de manejar la situacin con distintas tcticas como minimizar el caso, desviar la atencin, lanzar distintas teoras a la vez para despistar o culpar a la oposicin, y finalmente, sacrificaron a dos figuras importantes, la presidenta y la exministra. Las dos nicas mujeres con cargos relevantes en el heteropatriarcal poder poltico del pas.Como subraya la politloga hngara Krisztina Arat, investigadora en el European University Institute de Florencia, la incertidumbre marca los prximos episodios de esta crisis, que todava podra escalar porque quedan muchas preguntas abiertas, como el porqu del indulto y quin lo promovi. La comunicacin del Gobierno ha tratado de mantener a Orbn por encima del escndalo, seala. El primer ministro anunci el jueves pasado una reforma constitucional para prohibir la medida de gracia en cualquier tipo de delito relacionado con los nios. Desde entonces, ha permanecido inusualmente alejado de los focos hasta este mircoles, cuando ha roto su silencio con un breve mensaje en Facebook que acompaaba unas imgenes del Consejo de Ministros: El Gobierno en accin, ha dicho. Este sbado est previsto que d su discurso anual sobre el estado del pas, una alocucin que no hace ante el Parlamento, sino entre seguidores de Fidesz, y donde estn vetados medios independientes hngaros y extranjeros.Manifestacin en Budapestnete a EL PAS para seguir toda la actualidad y leer sin lmites.SuscrbeteEste viernes, Gergely Gulys, ministro responsable de la oficina de Orbn, ha querido zanjar el caso anunciando un endurecimiento de la ley de proteccin a la infancia y asegurando que el primer ministro se enter del indulto por la prensa. Horas despus, al menos 50.000 personas, segn los organizadores, se manifestaron en la plaza de los Hroes de Budapest y hasta 30.000 se conectaron simultneamente onlineconvocados por nueve influencers y famosos a travs de redes sociales para mostrar su apoyo a las vctimas y pedir una reforma del sistema de proteccin a la infancia. Los convocantes entre ellos el youtuber Zsolt Osvth, que creci tambin en un orfanato o el cantante Azahriah, denunciaron un sistema que no protege a los ms dbiles y prometieron mantener el caso en la agenda pblica. Hay monstruos ah fuera, y el Estado es el mayor monstruo. Pero una sociedad que lo tolera en silencio no es mejor que ellos, dijo la comediante Edina Pottyondy ante una multitud sin banderas polticas, como se les haba pedido.Pese a los intentos de alejar al primer ministro del tumulto, los medios independientes buscan conexiones, como que el abogado del director pederasta es el mismo que lleva los asuntos de la familia Orbn. Y que el indultado est vinculado con la Iglesia reformada, la misma a la que pertenece Orbn y que lidera Balog. El obispo, que present su dimisin este viernes despus de varios das resistiendo presiones desde dentro y fuera de la iglesia, fue ministro de Recursos Humanos entre 2012 y 2018, y ha sido lder espiritual del primer ministro. Balog reconoci que se equivoc al defender el indulto ante Novk, de quien fue jefe y despus consejero, pero rechaza disculparse.La cada de exministro, que renuncia a ser presidente del Snodo, pero seguir siendo obispo, es una muestra ms de los intentos de contencin de daos del Gobierno. Pero sigue habiendo un elemento peligroso cuyo control por ahora se le escapa. Se trata de Pter Magyar, exesposo de la antigua ministra Varga, que desde que las dimisiones del sbado pasado est ventilando detalles sobre la corrupcin, el nepotismo y los mtodos de presin del sistema.En varias publicaciones en Facebook y una entrevista en Partizn, un canal independiente de YouTube; Magyar ha evitado hablar del primer ministro, pero ha apuntado a su entorno. La expareja de la antigua ministra dimiti tambin de sus cargos en varias empresas estatales y exigi lo mismo a una de las personas ms poderosas del Gobierno: Antal Rogn, jefe de Gabinete de Orbn, responsable de comunicacin y de los servicios secretos. Tambin denunci que la mitad del pas est en manos de unas pocas familias y seal al yerno del primer ministro, Istvn Tiborcz, convertido en uno de los 50 hombres ms ricos de Hungra.El exesposo de Varga amenaza con nuevas revelaciones. Lo que cuenta es lo que llevan denunciando durante ms de una dcada la oposicin y la sociedad civil. No es sorprendente lo que ha dicho, sino quin lo ha dicho: alguien de dentro del sistema, explica Br-Nagy, de Policy Solutions.Con las elecciones europeas y municipales previstas para el 9 de junio, la oposicin, que lleva cuatro mandatos buscando cmo desalojar a Orbn del poder, tiene con este caso una bola alta a la que solo necesita darle, afirma la politloga Arat. Los seis principales partidos que en las elecciones de 2022 fracasaron en su apuesta de concurrir unidos frente a Fidesz, el partido del primer ministro estn, sin embargo, ms concentrados en repartirse las candidaturas que en seguir el escndalo. El ms activo es Momentum, que ha organizado varias protestas, aade la experta, que opina que ser interesante observar si la participacin cae en los comicios. El apoyo al partido del primer ministro por ahora se mantiene en las encuestas, aade Br-Nagy.El vicepresidente de Momentum asegura que la formacin continuar exigiendo explicaciones: El sentimiento de que si perteneces al sistema y tienes buenas conexiones te puedes librar de cualquier cosa es terrorfico, dice Tompos. El partido no tiene intencin de dejar que la crisis se extinga: Tenemos seis o siete pistas de las que seguir tirando.Sigue toda la informacin internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.Suscrbete para seguir leyendoLee sin lmites_