El Gobierno britnico refuerza la definicin de extremismo ante el aumento del antisemitismo



Actualizado Jueves,
14
marzo
2024

13:57El Gobierno britnico ha elaborado una definicin de extremismo para hacer frente al aumento de abusos y delitos de odio religioso que se ha registrado en Reino Unido desde el brutal ataque de Hamas del pasado 7 de octubre y la violenta represalia de Israel en Gaza.La iniciativa, que ha provocado duras crticas en un abanico de agentes sociales y polticos, da luz verde al Ejecutivo central para vetar a individuos y organizaciones «extremistas» de la esfera gubernamental. Un panel de «funcionarios imparciales» de dos ministerios- Comunidades e Interior- mantendr al da el listado de los afectados por la «muy rigurosa definicin» de extremismo, segn indic este jueves a la BBC el ministro Michael Gove, responsable de la poltica.Gove sostiene que «no se trata de proscribir», sino de «elegir a los amigos sabiamente» y negar financiacin, acceso y tribuna a los que pretenden «radicalizar a otros, incitar al odio y socavar nuestras instituciones democrticas».El texto revisado considera extremismo como la «promocin o avance de una ideologa basada en la violencia, el odio o la intolerancia», con el objetivo de «negar o destruir los derechos y libertades fundamentales de los dems; socavar, derrocar o reemplazar el sistema de democracia parlamentaria liberal y los derechos democrticos del Reino Unido; crear intencionalmente un entorno permisivo para que otros logren» dichos objetivos.»No se trata de silenciar a aquellos con creencias privadas y pacficas, ni afectar la libertad de expresin, que siempre estar protegida», advierte la nota ministerial publicada antes de su presentacin en el Parlamento de Westminster.Organizaciones musulmanas marginales- como CAGE, MEND o Palestine Action- y la plataforma antirracista Black Lives Matter, entre otras ONG, acusan al Gobierno conservador de «blandir el extremismo como un arma para protegerse» de las fuerzas reaccionarias. La ms extensa Asociacin Musulmana de Gran Bretaa denuncia la revisada definicin como un «agresin atroz de las libertades civiles».Las crticas se extienden tambin entre la jerarqua eclesistica, con el arzobispo de Canterbury, Justin Welby en cabeza, y polticos y medios conservadores. Tres ex ministros de Interior, Priti Patel, Sajid Javid y Amber Rudd, urgen al ejecutivo de Rishi Sunak, en una carta abierta, a recabar el ms amplio consenso de partidos polticos y agentes sociales a fin de «construir un entendimiento comn sobre el extremismo y una estrategia para prevenirlo que pueda resistir el paso del tiempo».El plan elaborado por el equipo de Gove incluye la creacin de un «centro de excelencia contra el extremismo», con base en el ministerio de las Comunidades e integrado por funcionarios pblicos. Su misin pasa por evaluar y seleccionar a los presuntos extremistas destinados al listado de organizaciones e individuos vetados por el Gobierno central.El ministro mencion precisamente la Asociacin Musulmana de Gran Bretaa, que en su intervencin parlamentaria describi como afiliada a la Hermandad Musulmana, adems de Cage y Mend, entre las organizaciones potencialmente islamistas extremistas, de acuerdo con la nueva definicin. De los grupos neonazis, identific al Movimiento Britnico Nacional Socialista y Alternativa Patritica.Los sealados podrn recurrir la decisin ministerial en los juzgados, aunque el dao a su reputacin tardar ms tiempo en remediarse. La ministra de Ciencia, Michelle Donelan, se vio recientemente forzada a disculparse y pagar una indemnizacin de unos 18.000 euros, a cargo del contribuyente, a una acadmica a la que identific como extremista y falsamente acus de apoyar a Hamas en un mensaje publicado en su cuenta de X (antes Twitter).»La omnipresencia de las ideologas extremistas se ha vuelto cada vez ms evidente tras los ataques del 7 de octubre y representa un riesgo real para la seguridad de nuestros ciudadanos y nuestra democracia», declar Gove en justificacin de la reforzada poltica.Community Security Trust, ONG juda de seguridad comunitaria, registr ms de 4.000 incidentes antisemitas en 2023, con un incremento del 147% respecto al ao anterior. A su vez, la plataforma musulmana, MAMA, observ un aumento del 335% de denuncias de odio recibidas en los ltimos cuatro meses, segn datos aportados este jueves por el Gobierno.Gove relaciona el pico de abusos de odio religioso como el «trabajo de extremistas de derecha y extremistas islamistas, que buscan separar a los musulmanes del resto de la sociedad y crear divisiones dentro de las comunidades musulmana».Las nuevas medidas, aadi, «garantizarn que el Gobierno no proporcione inadvertidamente una tribuna a aquellos que buscan subvertir la democracia y negar los derechos fundamentales de otras personas».La lista de individuos y organizaciones extremistas carece de peso legal, pero es una gua gubernamental que indudablemente repercutir en decisiones tomadas a nivel local y en mbitos acadmico, empresarial y de voluntariado.