Amrica Latina, una regin dividida en el Foro de Davos/ Anlisis de Ricardo vila



Desde hace dcadas Amrica Latina se ha presentado ante el mundo como una regin diversa. Dicha caracterizacin, que usualmente hace referencia a la geografa, la etnia o la cultura, qued confirmada ayer en Davos por cuenta de la poltica.

Y es que en apenas media jornada los asistentes al saln principal del Centro de Congresos de la poblacin suiza fueron testigos de dos maneras muy distintas de ver las cosas en esta parte del planeta. La razn es que los dos nicos presidentes latinoamericanos presentes en el Foro Econmico hicieron un anlisis radicalmente distinto de lo que sucede.En un extremo se ubic Gustavo Petro, quien particip al filo del medioda en un panel sobre el cismo entre el norte y el sur, en el cual estaban tambin personalidades como el fundador de Microsoft, Bill Gates, o la directora general de la Organizacin Mundial de Comercio, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala. Si bien el mandatario ya haba estado en otros dos eventos, este tuvo lugar en el escenario principal, minutos despus de que hablara el Secretario General de la ONU.(Tambin puede leer aqu: ‘Presidente Petro habl con EL TIEMPO e hizo un balance sobre el foro econmico en Davos’).Durante sus intervenciones, el presidente colombiano insisti en que la humanidad se encuentra en un momento crtico, debido a los desafos que plantea al cambio climtico. Subray que la nica salida posible para evitar la barbarie, es la planificacin y la intervencin abierta para financiar la proteccin de la naturaleza, junto a la transicin hacia un modelo productivo sostenible en aquellas naciones en donde existen bosques y selvas como la Amazonia.No haban transcurrido cuatro horas, cuando el turno fue para Javier Milei, el presidente de Argentina que lleva apenas cinco semanas en el cargo. A lo largo de 30 minutos, el exdiputado reiter los mensajes libertarios que lo llevaron al poder, alab el poder de los mercados, atac de frente la ideologa socialista por ser una amenaza y subray que hoy los habitantes del planeta son ms prsperos, educados y sanos que nunca, gracias al capitalismo.(Tambin puede interesarle: ‘La fragmentacin mundial, una preocupacin en el Foro de Davos’).Que el cisma que hay en el mundo no es solo entre el Norte y el Sur, sino tambin entre el Sur y el Sur -al menos en Amrica del Sur- qued plenamente demostrado. Como seal un asistente a un panel posterior, dependiendo a quin escucho, no s si alegrarme o deprimirme.El contraste entre una perspectiva casi apocalptica y otra esperanzadora en la cual se le da crdito a las fuerzas positivas que puede desatar la iniciativa individual opaca una realidad regional que, a primera vista, no es tan angustiante como la de otros continentes. Para comenzar, esta parte del mapamundi no es escenario de ningn conflicto militar, ni cuenta con armas nucleares que pongan en jaque la tranquilidad de cualquiera. Aun a pesar de mostrar tasas de crecimiento que estn por debajo del promedio internacional y de enfrentar desafos profundos en materia de crimen o desigualdad, los expertos presentes en Davos insisten en que las perspectivas latinoamericanas son buenas, gracias a los recursos con que cuenta. Por ejemplo, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Ilan Goldfajn, dijo ayer que es optimista frente al futuro debido a las oportunidades que se abren con procesos como el de la transformacin energtica.No obstante, la apreciacin es que las diferencias polticas actan con un lastre que viene con su cuenta de cobro. Para citar un caso, la Alianza del Pacfico, que lleg a ser vista como un referente de integracin profunda, est en etapa de hibernacin por cuenta de las diferencias entre los gobernantes de Colombia y Mxico, frente a la administracin de Dina Boluarte en Per.(Puede interesarle: ‘Cmara de 50 Aos descubierta en una montaa argentina desentraa historia olvidada’).Adems, falta observar lo que sucede en Mercosur, ahora que Javier Milei quiere un enfoque diferente de ese esquema. Para decirlo con franqueza no se trata solamente de negocios, sino de ideologa.Si algo qued claro en Davos es que lo de ahora va ms all de la distancia de siempre entre izquierda y derecha, pues hay una brecha ms amplia que har todava ms lejano el sueo de la unidad latinoamericana, al menos en el futuro previsible. Y eso tendr no solo consecuencias diplomticas, sino comerciales, que se traducirn en un ritmo de progreso ms bajo para una regin en donde cada uno decidi ir por su lado.RICARDO VILA ANALISTA SNIORENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPOMs noticias aqu: