Amnista Internacional advierte: «El orden mundial creado tras 1945 est a punto de desaparecer»



La guerra de Rusia en Ucrania, el conflicto en Oriente Prximo y la masacre en Gaza, el riesgo cada vez mayor de que la violencia se extienda por toda la regin… El mundo vive un periodo convulso que amenaza con dinamitar el sistema de proteccin de los derechos humanos que los pases pusieron en marcha tras la devastacin de la Segunda Guerra Mundial.El ltimo informe de Amnista Internacional sobre la situacin de los derechos fundamentales en el mundo arroja un panorama sombro como no se haba visto en mucho tiempo. Sobre todo porque, segn denuncian, los crmenes de guerra son una realidad a la que casi nos estamos acostumbrando, se violan los principios ms fundamentales sin reparo y sin miedo al castigo y se han rebasado los lmites ms bsicos fijados en 1945. Se ha normalizado todo ello, con impunidad y sin que nadie diga nada. Ya no hay lneas rojas y muchos gobiernos miran para otro lado.»A raz de la guerra de Ucrania, nos encaminamos hacia un desprecio total por la vida y los derechos humanos. La situacin se va degradando cada vez ms y estamos en un punto de inflexin en la historia del Derecho Internacional», explica a EL MUNDO Jean Claude Samouiller, presidente de Amnista Internacional.La organizacin acaba de publicar su informe correspondiente a 2023-2024, en el que analiza la situacin en 155 pases. En su documento de 500 pginas describe los crmenes de guerra y las atrocidades del ltimo ao, uno de los ms convulsos en dcadas. El Derecho Internacional es papel mojado en Ucrania y en los territorios palestinos.En ambos, segn la organizacin, se siguen recabando pruebas de crmenes de guerra que «vacan de contenido el Derecho Internacional». «Es muy inquietante todo lo que est pasando y, sobre todo, la ausencia de una reaccin contundente por parte de la comunidad internacional», explica el presidente de Amnista.Budour Hassan, investigadora de la organizacin en Israel y los territorios palestinos, cuenta que han hablado con supervivientes cuyas familias han sido aniquiladas por completo: «Hay familias que han perdido a los padres, hermanos, hijos, abuelos, tos… Hay personas que son las nicas que han sobrevivido… Y siguen viviendo. Y ante esto, hay impunidad», lamenta en el acto de presentacin del informe en Pars.Hassan, que es palestina invidente, arranca su intervencin en voz baja, pero la va elevando a medida que contina. Como cuando cita el ataque indiscriminado por parte de Israel a una iglesia y cmo los testigos que se salvaron le dijeron que «haban huido y fueron all porque era un lugar seguro». Como cuando enumera los ataques a hospitales o escuelas, que hace mucho que dejaron de ser refugios. «No es que antes los palestinos vivieran en el paraso, pero la situacin se ha degradado gravemente», seala.»El mundo est retrocediendo hacia lo que haba antes de 1948″, explica el presidente de la organizacin. «Lo que est ocurriendo en Gaza es un genocidio? Lo que dice la Corte Internacional de Justicia es que hay riesgo de que lo sea, y debemos tomar todas las medidas necesarias para que evitar que ocurra. Nosotros no decimos que lo sea, pero s que hay riesgo. Estbamos ya en una situacin de apartheid, pero lo de ahora es una atrocidad inadmisible».Paquetes de ayuda humanitaria en el norte de Gaza.AfpAmnista lamenta la responsabilidad de pases como EEUU, que ha enviado armas a Israel «que se han usado para cometer crmenes de guerra». «El desprecio flagrante de Israel al Derecho Internacional se ha visto intensificado por la incapacidad de sus aliados a poner fin a un bao de sangre indescriptible contra la poblacin civil de Gaza. Y eso que algunos de estos pases aliados fueron los promotores del sistema jurdico puesto en marcha tras la Segunda Guerra Mundial para proteger los derechos humanos», dice Agns Callamard, secretaria general de Amnista.»El orden mundial fundado en el Derecho amenaza con extinguirse», sentencia. Hassan aclara por qu: «Porque unos tiene derechos y otros no. Tenemos que volver a esa idea de que todos son iguales ante la ley».La organizacin alerta del rol de las empresas tecnolgicas en esta desestabilizacin del orden mundial porque cada vez se usan ms la inteligencia artificial y los algoritmos para «perpetuar las violaciones de derechos humanos y acentuar los racismos».En el caso de Israel, «las autoridades usan el sistema de reconocimiento facial contra los palestinos para amplificar las violaciones y discriminaciones existentes», explica Katia Roux, encargada de temas de vigilancia digital. «Estas herramientas de vigilancia de masas son un enemigo pernicioso, porque los gobiernos las usan para controlar a los grupos ms marginales de la sociedad».La situacin se degrada en otras zonas menos mediticas como Afganistn, donde constatan crmenes de guerra; Sudn, con la «mayor catstrofe de refugiados», o Myanmar.Hay esperanza porque, mientras unos destruyen y otros miran a otro lado, «hemos visto una movilizacin mundial sin precedentes. Frente a los dirigentes de todo el mundo que no defienden los derechos humanos, la gente se ha rebelado para manifestarse y exigir que se respete el Derecho Internacional».