De las calles a los escenarios: el teatro ya invade la ciudad

Jorge Soruco / La Paz
A una cuadra de distancia ya se podían escuchar los tambores. Un grupo de kusillos tocando batucada, invitaba a quienes transitaban por el centro paceño a formar parte de la inauguración del XIII Festival Internacional de Teatro de La Paz (Fitaz), realizada ayer.

Kusillo gigante invita a los transeúntes a ingresar al Teatro Municipal para la inauguración.Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

El evento comenzó a las 19:00 en la plaza Wenceslao Monroy (frente al Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez). Mientras los artistas callejeros actuaban, una fila comenzó a formarse frente al frontis cubierto del escenario, donde se realizó el acto inicial y se presentó la primera obra de un programa que incluye 45 obras y 22 actividades paralelas, como talleres, exposiciones y proyecciones.
Una vez adentro comenzó la espera mientras los asistentes encontraban sus lugares. El teatro no estaba lleno, llegó a la mitad de la capacidad total del espacio: 600 personas.
A las 20:00 se inició el acto protocolar con la lectura de una carta de la fundadora y anterior directora del Fitaz, Maritza Wilde. En ella agradece a la audiencia, al Gobierno Autónomo Municipal de La Paz por su continuo apoyo -además de emplazar a la nueva gestión a continuar colaborando con el arte- y destacar la labor del nuevo responsable, Bernardo Arancibia.
En ese sentido destacó que esta XIII versión marca el inicio de una nueva época. No solo hay un nuevo equipo a cargo, sino que es el comienzo de la tercera década del festival, que comenzó en marzo de 1999.
El secretario  de culturas, Rodney Miranda, indicó, entre chiflidos de la audiencia, que el Teatro Municipal  se encuentra en refacción, que concluirá en octubre con la instalación de las nuevas butacas.  Finalmente, Arancibia indicó que “es la oportunidad para respirar nuevamente el teatro, de vivirlo en La Paz”.

Paso Libre animó el acto de inauguración con su coreografía.Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

Tras los discursos, un grupo de kusillos ingresó por la platea al escenario. Lo hicieron bailando, ya que eran los integrantes de Paso Libre, elenco de Hip Hop invitado para “engalanar la inauguración”, según  Arancibia.
Fueron seguidos por  Alientos, esos versos que nos dimos, un recital poético de Diego Aramburo sobre poemas de 20 autores: 10 bolivianos y 10 españoles. Fue protagonizado por Patricia García y Marcos Vecín, junto a la música de Óscar Kellemberger e imágenes de Simón Ávila.  

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial