BBB cumple 2 años de lanzamientos irregulares y sin un norte definido

Jorge Soruco / Página Siete
Un ritmo irregular de publicaciones, poca atención a la reposición de títulos agotados y atención a otras publicaciones son algunas señales de la falta de norte del proyecto Biblioteca del Bicentenario de Bolivia (BBB), según evalúan algunos autores, libreros y legisladores.
“Desde el cambio de gobierno que la BBB no tiene un cronograma establecido de publicación y menos de distribución”, comentó Carlos Ostermann, de la librería El Pasillo.
De la misma opinión es el periodista, historiador e investigador Mariano Baptista Gumucio, quien además es autor de libros que forman parte de la selección. “No se sabe cuándo va a salir uno de los títulos en la lista”, manifestó.
Y se vio la semana pasada cuando, al fin, se presentó Antología de la historia política de Bolivia. O que el 24 de marzo saldrá Charcas, de José Barnadas, que originalmente debía ser publicada en 2021.
Esta irregularidad en el lanzamiento de los nuevos títulos fue confirmada por el director del Centro de Investigaciones Sociales de la Vicepresidencia (CIS, a la que pertenece la Biblioteca), Jiovanny Samanamud.
“No existe un programa fijo para las publicaciones. Periódicamente los títulos son puestos a consideración del Consejo Editorial para seleccionar los que se comenzarán cada gestión; esta selección toma en cuenta varios criterios y factibilidades”, indicó la autoridad.
El Consejo Editorial está formado por Ramiro Huanca, Magdalena Cajías, Helena Argirakis, Elías Caurey, Estaban Ticona y Fernando Mayorga.
Una de las consideraciones específicas es el derecho de autor. Samanamud explicó que el ser parte de la BBB no significa que el CIS tenga la propiedad  de las obras. “Hay pagos que hacer y charlas con los autores o sus familias antes de editarlas”.
Por su parte Mauricio Souza, anterior miembro del Consejo Editorial,  reconoció que el ritmo de publicaciones “podría mejorar”. Pero agregó que lo importante es destacar que el proyecto sigue adelante pese a los problemas -los conflictos de 2019 que llevaron al cambio de gobierno y la pandemia- que enfrentó en estos años.
Asimismo Samanamud dijo que el proceso es largo, ya que uno de los principales objetivos de la BBB es ofrecer la mayor calidad posible en las ediciones al alcance del bolsillo boliviano.
Algo que Ostermann, Baptista y  Souza destacaron. Para los tres consultados el trabajo que realiza la BBB es de lujo.
“Son ediciones magníficas. Creo que no hubo un proyecto editorial de tal magnitud en nuestra historia y es vital que continúe”, expresó el librero paceño. Por su parte Baptista recordó que los libros escogidos están entre las obras más importantes de la historia del país.
Y la repuesta del público lo demuestra. Títulos como   Historia de la Rebelión de Tupak Katari de María Eugenia del Valle o Antología de la Gastronomía Boliviana de Beatriz Rossells Montalvo se agotaron rápidamente y siguen  solicitadas en las librerías, con pocas esperanzas de ser repuestas.
“No sabemos si van a reeditar o reponer los libros que se agotaron, por lo que si no pudiste comprarlos, por el momento no tendrás otra oportunidad”, reclamó Baptista.
Samanamud dijo que se evalúan varios criterios para autorizar la reedición y reposición. Pero no especificó cuáles son éstos y si se piensa hacerlo.
De esta forma nadie cree que se llegue al 2025 con los 2.000 títulos. “Eso sólo sucederá si hay un cambio de timón y los responsables consiguen un norte”, consideró Baptista.
 
El mayor proyecto literario del país
El plan de la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia es el proyecto editorial más importante que se llevó adelante en el país.“A fines de los años 30 del siglo XX, Gustavo Adolfo Otero impulsó una Biblioteca Boliviana, con un poco más de una docena de títulos, no muy bien editados. En los años 1970 la Biblioteca del Sesquicentenario publicó un poco menos de 20 títulos, varios ellos algo dudosos (y los publicó antes y después del año del Sesquicentenario, 1975). Con su medio centenar de títulos, la BBB es ya la colección estatal de clásicos más grande de nuestra historia. A eso se añade que son ediciones muy bien editadas y muy bien impresas”, destacó Mauricio Souza.La iniciativa es independiente al Ministerio de Cultura y es de sola responsabilidad de la Vicepresidencia y su Centro de Investigaciones Sociales.En 2014 se seleccionó a un grupo de notables -entre los que se encontraban el expresidente Carlos Mesa, el editor José Antonio Quiroga y el poeta Rubén Vargas, entre otros- para elegir los  títulos que formarán parte del catálogo de la BBB.Esta lista incluye literatura, incluyendo antología de cuentos y poesía, además de obras completas; ensayo, historia y otros.El objetivo es llegar a 2025, el año del bicentenario de la fundación de Bolivia, con los dos centenares de libros publicados. Pero a tres años del plazo sólo se tiene poco más de medio centenar de títulos. 

No existe un programa fijo para las publicaciones. Los títulos son puestos a consideración para su edición

Jiovanny Samanamud
 
Bs 2.900MILLONESes el presupuesto con elque cuenta la Biblioteca delBicentenario de Bolivia.

No sabemos si van a reeditar  libros agotados, por lo que si no pudiste comprarlos, no tendrás oportunidad

Mariano Baptista
 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial