Eintracht Frankfurt vs Rangers, campeón UEFA Europa League, Santos Borré héroe del título | UEFA Europa League

Había sido su torneo, era su noche en el tiempo regular y en los penaltis su nombre se apuntaba en la historia. ¡Inolvidable Santos Borré!
El colombiano marcó para igualar el duelo entre Frankfurt y Rangers cuando la derrota acechaba y luego cobraba el penalti del título. ¿Qué más se puede pedir?El equipo alemán se coronó de la mano de su talento, del goleador que no falló y que mereció, de principio a fin, la corona. La bandera colombiana ondeó en el Sánchez Pizjuán, como se esperaba pues Morelos también era finalista en Rangers.Todo se resolvió en los penaltis: por Rangers cobraba Tavernier y convertía (casi sin carrera), Dvies cobraba impecable, Arfield capitalizaba el suyo, pero fallaba Ramsey en su turno, Roofe tenía un toque de fortuna cuando pegaba en el palo y se metía. Pero no fallarían los oponentes: el primer turno de Frankfurt era para Lenz y anotaba, Hrustic anotaba con algo de suspenso; Kamada no fallaba, iba Kostic y celebraba y entonces Borré, al suyo, impecable, potente y arriba, para gritar campeón.​En el tiempo regular era otra la historia.. ​Era tanta la expectativa, tan ruidosa la tribuna entre la euforia alemana y el ímpetu azul casi a partes iguales en el Sánchez Pizjuán, que se esperaba un partido muy de ida y vuelta, exigente en lo físico y de mucho vértigo. No hubo tal.Un par de llegadas de Knauff (de cabeza), un remate más de Sow un intento de Aribo por Rangers, ninguno suficientemente peligroso, resumían esos primeros 45 minutos.Por suerte ayudó el descanso y entonces llegaron los goles. El primero, el de Rangers, justo cuando Frankfurt contaba ya dos buenos acercamientos, fue obra de Aribo, quien castigó el error en la salida de los alemanes, la lesión de N’Dicka y la imposibilidad de Trapp de llegar a un remate bien ubicado. Nada mal para estrenarse como goleador en una Europa League. Dos veces perdonaba Kamada, pedían penalti que no era por una falta a Borré y penalti por mano en el área que tampoco era… y había que esforzarse más en conectar un buen pase a Borré que en reclamar tanto, tal como por fin hicieron a los 69 minutos: Kostic lo encontró en el centro y el colombiano se anticipó al marcador y metió el puntazo, impecable. Y entonces, a tiempo extra.Quiso más el equipo alemán, perdonó Jakic en un remate frontal pero fue Trapp el héroe de los alemanes al atajarle un remate frontal con los pies y un tiro libre al ángulo que llevó a los suyos a la definición por penaltis. Impecables estuvieron desde los 11 pasos y la fiesta fue para Eintracht Frankfurt. El fútbol premió a quien más insistió, la dicha iba a ser, en todo caso, colombiana.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial