Andrew Robertson reveló el impacto de Díaz en clasificación de Liverpool a final de Champions | Colombianos en el Exterior

Es el hombre del momento, el ‘man of the match’ de la emocionante semifinal de Champions League, el que todos quieren en Liverpool, donde su nombre suena hasta en canciones.
Pero ¿cómo es ver a Luis Díaz trabajando a diario, lidiando con sus líos de comunicación mientras aprende inglés y sonriendo, como contaba Klopp, incluso cuando el trabajo se pone difícil?Lo reveló uno de sus socios en la cancha, quien en el idioma del fútbol ha tratado de estar más cerca de él: Andrew Robertson, igual que todos en el club, está maravillado con su adaptación.“Ha sido especial… Hemos tratado de ayudarlo tanto como podemos. Sabemos lo difícil que es llegar en enero y los entrenadores lo han puesto al día, pero es un jugador especial, muy especial. El talento que tiene y las ganas de ganar, nos encaja perfectamente», aseguró.Y ojo a la advertencia que hace para el futuro: “es un placer jugar con él y espero que solo mejore con una pretemporada completa, lo cual dará miedo. Pero lo que está haciendo ahora ya es bastante especial”.Desde adentro también sienten que tanto talento hay que usarlo, como pasó en el último duelo de Champions League: “fue difícil sacar a Jota, ya que ha estado excelente esta temporada, pero Luis marcó una gran diferencia. Empezó a driblar y empujarlos hacia atrás. Fue una muy buena mitad de él».Robertson confesó que contra Villarreal en el descanso, aún perdiendo 2-0, trataron de tomar las cosas con tranquilidad, sabiendo que con Díaz algo bueno tenía que pasar: «para ser justos, en el descanso reinaba la calma en el vestuario. Había que estar tranquilos porque la verdad es que en ese primer tiempo (Villarreal) puso todo. Creo que jugaron muy bien y su público estaba animado, hablamos de Anfield y del impacto que tiene y sus fanáticos marcaron una gran diferencia en la primera mitad. Pero en el descanso se trataba de recordarnos que seguía el 2-2, seguía igualado en la eliminatoria y el próximo gol iba a ser crucial. Trajimos a Luis y marcó la diferencia e hicimos cambios tácticos”.El final de la historia fue de un Díaz ‘saliendo en hombros’, feliz por su rendimiento pero orgulloso por haber sido el hombre que hizo la diferencia. Desde adentro lo reconocen y lo admiran. Y eso que, como dice Robertson, esta historia apenas comienza.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial