Pons (PP) rectifica tras asegurar que el TC es el «cncer del Estado»: «La comparacin no es afortunada»



«Un cncer para el estado de derecho». As ha calificado el vicesecretario institucional del PP, Esteban Gonzlez Pons, al Tribunal Constitucional durante un almuerzo del Crculo Ecuestre celebrado este martes en Barcelona. Una escalada verbal de la que l mismo se ha tenido que retractar horas ms tarde. «La comparacin no es afortunada. Quiero retirarla y disculparme de manera muy concreta con las personas que sufren o han sufrido esa enfermedad. En el PP s sabemos reconocer un error», han asegurado Pons en un comunicado.Adems, en plena recta final para la aprobacin de la amnista, el dirigente popular tambin ha llegado a plantear la posibilidad de que el PP no recurra «nada ms al TC», a la espera de una nueva composicin del tribunal. Una afirmacin que tambin ha corregido. A pesar de seguir criticando el tribunal, considerando «profundamente comprometida» su «imagen e independencia», Pons ha asegurado que su partido s recurrir la ley de amnista al Constitucional cuando est aprobada.Segn argumenta ahora el popular, la formacin no quieren dejar «ninguna va poltica, social o judicial sin explorar para evitar lo que entiende que es una medida ilegal e injusta» y asegura que acudirn al tribunal de garantas para que «aclare si comparte la opinin de los letrados de la Comisin de Justicia del Congreso y, por tanto, determine que es inconstitucional». Con todo, y a pesar de la dura reprimenda del medioda contra el TC, Pons ha acabado asegurando -en su posterior comunicado- que una de las principales funciones del PP es «preservar el mximo respeto a las instituciones» y ha defendido que no cooperara «al desprestigio institucional que genera Snchez con sus actos».»Por mucho que el PSOE las manosee, ninguna institucin democrtica puede darse por superada o considerarse inservible», ha zanjado, dando por hecho el recurso contra la amnista en este tribunal. Pons haba afirmado durante su acto en Barcelona que el PP poda deje de presentar recursos ante el TC para impedirle «la posibilidad de mutar la Constitucin». Segn el popular, este tribunal, que ha asegurado que est «contaminado polticamente», puede «usurpar» las funciones del Tribunal Supremo y del poder judicial y hacer colapsar la «arquitectura constitucional».»Hay partes del cuerpo que pueden contaminarse y no sucede nada, pero si lo que se contamina es el cerebro o el corazn, el cuerpo colapsa», haba afirmado, justo antes de compararlo con el «cncer del estado de derecho».