Nuevas pruebas en la investigacin de la muerte de Ana Buza: se borraron archivos de su telfono una semana despus de fallecer



«El telfono de Ana fue manipulado justo antes y justo despus de morir». La familia de Ana Buza, la joven de 19 aos cuyo cuerpo apareci sin vida tras el quitamiedos de una carretera en Carmona (Sevilla), en septiembre de 2019, y cuya muerte se investiga como presunto asesinato de violencia de gnero, ha conseguido que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nmero 2 de Sevilla ample el tiempo de instruccin, de investigacin, para poder esclarecer qu ocurri. «Hay nuevos datos y son tan importantes», afirma Antonio, padre de Ana, a CASO ABIERTO, «que dan pie a una nueva lnea de investigacin». As lo ha hecho constar la familia de Ana en un escrito presentado ante el juez.»Tras un primer examen del contenido del telfono de Ana» -afirma un perito informtico contratado por la familia- se ha descubierto que hay «archivos eliminados el mismo da de la muerte de Ana, instantes anteriores y posteriores al trgico suceso».  El informe pericial muestra «que hay numerosos archivos del telfono que se han borrado una semana despus de su muerte, concretamente el da 13 de septiembre de 2019». Dicho informe «destaca la existencia de registros en el telfono de Ana otros das: 16, 18, 23, 24 y 25 de septiembre, esto es, en fechas en las que el telfono de la fallecida todava no haba sido hallado».Un borrado, adems, que «no puede realizarse automticamente» -segn el perito que lo ha analizado y que est trabajando en un informe para trasladar todos los detalles al juzgado-, sino que se ha llevado a cabo de manera intencionada».  Quin fue? Segn el experto, todo lleva a l. A R.V., quien fuera la pareja de Ana, quien asegur que Ana se haba arrojado del coche en marcha, que se haba suicidado sin que l pudiera hacer nada. Al nico investigado como presunto autor de su muerte por el Juzgado de Violencia sobre la mujer. El experto ha hallado conexin del telfono de  R.V. a menos de diez metros del de la joven un da despus de fallecer.Una foto de Ana Buza, cedida a este medio por su familia. / CASO ABIERTO19 das sin el terminal»El mvil se analiza porque yo lo encuentro, 19 das despus, a 72 metros de donde estaba el cadver de Ana», explicaba Antonio, su padre, hace tres meses a CASO ABIERTO. «El cuerpo, el coche y el telfono hacen un tringulo. Apareci sin funda, quin lo puso all? La Guardia Civil no sabe explicarlo. La madre del investigado parece que s, y as lo ha testificado en sede judicial a finales de agosto de 2023. Dijo que ella lo encontr en el coche de su hijo, al cual los agentes le permitieron acercarse, y que se lo dio a un guardia civil. Si se lo dio a un agente, por qu aparece tantos das despus tirado?». Antonio recelaba: «lo tir el agente?, lo tir ella? Quin?».Esclarecer ese dato, tras las nuevas pesquisas familiares, resulta ms necesario si cabe, pues el informe pericial arroja que se manipul durante esos das en los que nadie saba dnde estaba el terminal. Respecto al ordenador de Ana, «hay cosas llamativas tambin», cuenta Antonio. Ya se est trabajando en ello. Un informe ms. Diferentes expertosDesde 2019, fecha en la que el cuerpo de Ana apareci sin vida, la familia ha contratado a varios expertos en diferentes reas: criminalistas, forenses, peritos en reconstruccin de accidentes, etc. «Ninguno conoca la existencia del otro, porque no queramos influir, nuestro objetivo es investigar, no imputar a nadie que sea inocente», explica Antonio. Todos coincidieron: atropello.»Todos refieren que mi hija, por la causa que sea: una discusin, una pelea… se baja del coche. Camina por el arcn y l, en su caza y captura, la atropella intencionadamente a una velocidad de unos 120 kilmetros por hora». Al principio se impuso la versin de su novio, se ha tirado del coche en marcha, ahora no. «Se cre una presuncin de suicidio sin base cientfica alguna».»Extraas circunstancias»»Su hija ha muerto en extraas circunstancias». Eran las 7:00 horas cuando un agente de la Guardia Civil llam al timbre de casa. El timbre despert a Antonio. En minutos lleg el shock. Ana Buza, 19 aos, haba sido hallada sin vida tras el quitamiedos de la carretera. A 60 metros de su cuerpo estaba el coche de su novio. l tena unos rasguos, nada. Tres llamadas al 112 dieron cuenta del «suceso».Kilmetro 511 de la autova A-4, prximo al carril de entrada a Carmona (Sevilla). En el reloj pasan unos minutos de las tres de la madrugada. El equipo mdico, en el lugar del suceso, realiz el masaje cardaco, no pudieron hacer nada. Ana volva junto a su novio, R.V., de casa de la madre de l. «Iban a pasar el fin de semana all», apuntaba su padre, Antonio a este peridico el pasado mes de octubre, «algo ocurri para que el mismo viernes se volvieran».»Qu ha pasado?». Fue la primera pregunta que la familia hizo a los agentes. «En ese momento la pareja de guardias civiles no contest. Se limitaron a decir que haba muerto en extraas circunstancias», recuerda Antonio. La versin oficial, narrada por el novio de Ana, hablaba de suicidio: «Se ha tirado». La joven se habra arrojado del coche en marcha. La dieron por buena. Ana, brillante estudiante, leal, divertida, feliz, sin problema aparente, haba puesto fin a su vida as?Cuatro versionesAntonio Buza se person en la causa. Descubri que la jueza del juzgado n 2 de Carmona, encargado de las investigaciones, haba cerrado el caso en 36 horas. «Acced, tambin a lo que cont R.V. en el lugar de los hechos. Dio cuatro versiones diferentes. En la primera dijo que se le haba cruzado un animal; luego que se despist al mirar atrs, por un ruido». Nada cuadraba. Los agentes de Trfico preguntaron por qu estaba Ana fuera del coche, si no haba lunas rotas ni ventanas abiertas.»Al lugar del suceso, sin saber cmo, lleg la madre de l. Tras hablar con ella, esto lo pone en el acta, l cont que Ana haba discutido conmigo por sus malas notas y se haba suicidado por ello». El curso no haba empezado an. El anterior, Ana lo sac con matrculas de honor. «Un agente, que conoca a mi hija, dijo que era imposible, que era muy buena estudiante, en bachillerato le dieron la Excelencia… Fue cuando l dijo que la discusin haba sido por dinero». Antonio se pregunta «pero en aquel lugar no haba nadie medianamente inteligente?».A la familia, el da posterior, R.V. le dara, afirma Antonio, una quinta versin: «Nos dijo que en el trayecto se abri la puerta sola, se cay la mochila y Ana se cay al intentar cogerla.Caso cerradoEl caso estaba cerrado. Ana se haba suicidado. No haba ms. «Ni dos das le dieron. Sin haber llegado siquiera el informe de Trfico ni el informe completo de autopsia de mi hija, lo cerraron», lamentaba Antonio, y lamenta tambin hoy. La familia plante un recurso. En vano. La jueza y el fiscal se negaron a reabrirlo en septiembre de 2019 «porque, textualmente, deca el fiscal,  es humanamente comprensible que un padre no acepte el suicidio de su hija y busque culpables en terceras personas». Antonio insisti. «La Audiencia Provincial lo reabri a los dos meses de morir mi hija porque haba indicios claros de criminalidad y desde entonces no se ha cerrado jams». Arranc la lucha. Tras un periplo judicial muy doloroso, la misma Audiencia Provincial de Sevilla orden, cuatro aos despus, que la investigacin la asumiera el Juzgado de Violencia contra la Mujer de Sevilla.»Existen razones que justifican la fijacin de un nuevo plazo mximo para la finalizacin de la presente instruccin», ha respondido ahora su seora. El tiempo de instruccin conclua este lunes. Por ello interesamos que, conforme a lo establecido en el artculo 324 de la LECrim., se acuerde la ampliacin en 6 meses del plazo de instruccin. Ms fotos de Ana Buza, cedidas este medio por su familia. / CASO ABIERTOUna relacin txicaAmigos, familia y conocidos, prcticamente todo el pueblo de Carmona, despidieron a la joven rotos. Qu ha pasado? En la mente de todos, una Ana diferente desde que lo conoci a l. Su entorno la dibuja «aislada». Hablan de «control», «celos» y «prohibiciones». Si alguna vez sala sin su pareja, «de repente l llegaba». Sus amigas le haban dicho que esa relacin era «txica», no era sana. «Al parecer, mi hija ya no tena Instagram, Whatsapp ni redes sociales». El control llegaba incluso a clase. l iba a la facultad para comprobar si ella estaba en el aula y la esperaba en la puerta de clase, observndola fijamente por el cristal, hasta que saliera, ha declarado una compaera en esta fase de instruccin.»Das despus de su muerte», narraba Antonio en este peridico, «una persona me hace llegar un email». Era de Ana, «dirigido a una psicloga», que haba sido orientadora escolar de ella. En ste, la joven peda ayuda, «hablaba de celos, control, de episodios de violencia con su pareja. El mail lo mand en marzo de 2019, seis meses despus mi hija estaba muerta».Ana tena planes, ilusiones, sueos. Acaba de matricularse en segundo de Filosofa. «Tengo muchas ganas de empezar», le dijo a su padre. No le dio tiempo. Muri antes de empezar. «Tuvo que vivir un gran miedo, espanto y soledad cuando le arrebataban la vida», lamentaban sus padres a CASO ABIERTO. No hay cese en su lucha. «Demostrar que R.V. ha asesinado a mi hija». De momento, tiene seis meses ms.