Los movimientos en Naturgy agitan el equilibrio de poder entre grandes accionistas



Los movimientos accionariales en Naturgy abren la puerta a un nuevo juego de contrapesos de poder en el grupo. En una compaa con una gobernanza ya compleja por el diferente perfil de sus grandes accionistas (con un grupo con vocacin industrial y tres fondos de inversin como ncleo duro) ahora se anticipa un escenario an por despejarse por una doble sacudida en su capital en apenas una semana.Por un lado, el gigante inversor BlackRock prepara su desembarco en la energtica espaola cuando cierre la compra del fondo GIP, que es tercer mayor accionista de la compaa con un 20,6%. Por otro, el fondo australiano IFM se refuerza en el capital y ha seguido comprando acciones hasta superar la cota del 15%, acercndose al umbral que le dara derecho a pasar de uno a dos consejeros en la principal gasista espaola y tercera elctrica del pas.Actualmente CriteriaCaixa -el holding inversor de la Fundacin LaCaixa- es el principal accionista con el 26,7% del capital, y le siguen el fondo de inversin britnico CVC, con el 20,7%, el fondo estadounidense de infraestructuras GIP, con el 20,6%, y el australiano IFM ahora con el 15%. Socios con muy distintos perfiles y con diferentes visiones estratgicas sobre cmo impulsar el valor de la compaa energtica, pero que han ido consiguiendo armar juego de contrapeso de poderes para dar estabilidad al grupo.Paz entre sociosEl actual pacto de equilibrio de poder entre accionistas se pact hace dos aos. La australiana IFM entr en la compaa mediante una convulsa opa parcial que fracas: la oferta buscaba hacerse con una participacin de entre el 17% y el 23% del capital, pero se qued en el 10,8%. Una operacin que provoc un choque frontal con CriteriaCaixa -el holding inversor de la Fundacin LaCaixa- que incluso elev su participacin para dificultar la compra de acciones por parte de IFM.Tras meses de tensin, los socios sellaron la paz. Naturgy reorganiz su consejo de administracin a principios de 2022 para dar entrada a IFM con un consejero y para dar un asiento extra a Criteria para contar con tres representantes. CVC y GIP cuentan con dos consejeros cada una, y adems hay tres consejeros independientes y un consejero ejecutivo (el presidente del grupo, Francisco Reyns).Con la ampliacin de su paquete accionarial, IFM empieza a acercarse al umbral que le permitira cumplir su aspiracin original y reclamar tener un segundo consejero en Naturgy. Si la gestora de fondos australiana superara el 16,7% del capital de la energtica, en principio tendra derecho a sumar otro asiento en el rgano de gobierno del grupo.Desde el entorno de IFM se apunta que el reforzamiento de su participacin es reflejo simplemente de su inters y confianza en Naturgy y su pretensin de seguir invirtiendo en Espaa, y de momento la desvincula de una eventual peticin futura de elevar su presencia en el consejo de administracin de la compaa. IFM asegura que su vocacin es de permanencia y que sus inversiones «piensan en dcadas, no en aos» y que en ese mismo mbito se mueve la inversin en Naturgy.IFM celebr el pasado octubre en Madrid su cnclave global e invit al presidente de Naturgy, Francisco Reyns, a participar como uno de los protagonistas del evento, en lo que se interpret en una seal de respaldo a la gestin del ejecutivo, tras la polmica por el intento fallido unos meses antes de nombrar a un nmero dos en la energtica con el que compartir funciones. Los mximos representantes de IFM se reunieron en esos das directamente con el presidente de Pedro Snchez en La Moncloa y confirmaron su inters por seguir invirtiendo en Espaa.  Desembarco politizado de BlackRockEl reforzamiento de IFM en el capital de Naturgy se ha conocido en un momento en plena polmica por otro movimiento accionarial en el grupo que, adems, est alimentando generando un lo poltico. La mayor gestora de fondos de inversin del mundo, BlackRock, anunci la semana pasada la compra por ms de 11.400 millones del fondo de inversin GIP. Una operacin que tiene implicaciones directas en Naturgy porque GIP es uno de sus grandes accionistas, con una participacin del 20,6%.El Gobierno reconoce que est analizando ya la operacin de BlackRock por sus implicaciones en un sector estratgico como el energtico y para determinar si se ve afectada por la proteccin especial del escudo antiopas levantado por el Gobierno durante la pandemia para blindar compaas de sectores clave de compras por inversores extranjeros. Y con el proceso de anlisis del Gobierno recin iniciado, la operacin ya se ha convertido en objeto de la contienda poltica. Sumar y Podemos ya han reclamado pblicamente al Ejecutivo que impida que el gigante BlackRock tome el control del 20% de Naturgy.El Gobierno ya tuvo un papel activo para controlar la entrada de IFM en el capital de Naturgy. El Gobierno de Pedro Snchez aprob con exigencias especficas la opa de del fondo australiano, condicionndola al apoyo a la inversin en proyectos estratgicos renovables para Espaa, al mantenimiento de la sede de la compaa y de la gestin de los negocios en Espaa, a una poltica de prudencia en el reparto de dividendos, a mantener una parte significativa de la plantilla en Espaa o una ratio de endeudamiento dentro del grado de inversin. IFM tambin est obligado a no respaldar la exclusin de bolsa de la compaa.Gminis y los sociosNaturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, laz a principios de 2022 la que buscaba ser una reinvencin histrica. El grupo anunci por sorpresa su decisin de impulsar su escisin en dos sociedades cotizadas, una para agrupar los negocios regulados de la compaa (las redes de gas y electricidad) y otra que asumira toda la actividad liberalizada (con las plantas de generacin convencional y las renovables y tambin el negocio de comercializacin). Proyecto Gminis fue el nombre concedido por la compaa al desdoblamiento.La invasin militar de Ucrania y la agudizacin de la crisis energtica aplazaron el proyecto y el rechazo frontal del Gobierno espaol a la operacin lo fren. El grupo insiste en que no ha abandonado el plan de escisin y el pasado julio anunci su reactivacin para seguir buscando alternativas para su ejecucin. Naturgy defiende la idoneidad y el sentido industrial del desdoblamiento en dos sociedades par aimpulsar el valor de la compaa.La interpretacin que se da al Proyecto Gminis, en cambio en los mercados financieros, en cambio, siempre ha identificado el movimiento como una va para facilitar la salida de algunos de los grandes accionistas. El fondo GIP entr en el accionariado de Naturgy hace siete aos (con la compra del 10% en manos de Repsol y de otro 10% de Criteria) y el tndem de CVC y la familia March lo hizo hace casi seis aos (quedndose con el ltimo 20% que an tena Repsol), con lo que se da por completado el ciclo inversor que suelen tener las participaciones de este tipo de fondos.Los analistas dan por hecho el inters de ambas firmas en monetizar sus milmillonarias plusvalas latentes, tanto por la revalorizacin de sus paquetes (compraron a 19 euros por accin y la cotizacin burstil hoy est en el entorno de los 26 euros) como por los dividendos acumulados en este periodo. Hasta ahora en el mercado se anticipaba que GIP estara explorando efectivamente su salida, est por ver cmo influye en estos eventuales movimientos la compra de GIP por BlackRock.BlackRock tiene participaciones significativas en varios de los gigantes empresariales espaoles, singularmente en los del sector energtico, lo que es una de las razones de los recelos polticos suscitados por la operacin. La gestora estadounidense es ya el primer accionista de Repsol, con el 5,47% del capital y el segundo de Iberdrola, con el 5,395%, slo por detrs del fondo soberano de Qatar (8,7%), y tambin tienen posiciones relevantes en Enags, el gestor del sistema gasista espaol, el 5,4% entre participaciones directas e indirectas; y tambin en Redeia, matriz de Red Elctrica de Espaa y del grupo de satlites Hispasat, con un 4,99%. El gigante inversor tambin tiene una presencia slida en el sector bancario espaol (con participaciones en Santander, con el 5,4%; enBBVA, con el 5,9% del capital; y Banco Sabadell, con el 3,9% del capital) o en el de infraestructuras ( con un 5,3% del grupo de construccin ACS).