Las bsquedas en Google del pederasta detenido por violar a su hija de 6 meses: «Cmo atar a beb para sexo»



Las imgenes son tan duras que impactan a los investigadores ms curtidos en la lucha contra la pornografa infantil. Un hombre espaol, treintaero, se graba en vdeo con una beb de seis meses sobre la cama de una habitacin de matrimonio. La nia es tan pequea que ni siquiera mantiene an la cabeza erguida. l le separa las piernas y se las ata con varias vendas. Luego, la agrede sexualmente. Cuando los agentes del Departamento contra el Cibercrimen de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil recibieron el vdeo, alertados por sus compaeros de Europol, se dieron cuenta de dos cosas: las imgenes, que haban sido difundidas en foros de internet en los que participan pedfilos de pases de todo el mundo, estaban grabadas en un domicilio privado y el autor tena fcil acceso a la cra, que adems era extremadamente pequea, por lo que la urgencia para identificarlo y poner a salvo a la nia era mxima.Su mujer lo identific Solo tenan una imagen, dos caras: la del pederasta y la de su vctima, que es tan joven que an no aparece en las bases de datos que sirven de ayuda a los investigadores para realizar identificaciones. Conscientes de ello, los agentes emplearon toda su pericia y experiencia para resolver este delicado caso.Escudriaron bien la grabacin, revisaron las imgenes una y otra vez y se fijaron en todo lo que apareca en ellas, cualquier objeto, cualquier elemento que distinguiera ese dormitorio de otros: la forma de una lmpara, el estampado de las cortinas y el color del edredn. Los detalles ms simples y desapercibidos son los que les proporcionaron las pistas ms valiosas para poner nombre al autor de los vdeos.Gracias a su trabajo, su pronta respuesta y una excelente coordinacin con los agentes de Europol, los investigadores de la UCO lograron llegar, en solo 24 horas, un tiempo rcord en este tipo de investigaciones tan complejas, hasta un pequeo piso de Madrid, en el barrio de Santa Eugenia.Asegura que otro pedfilo lo convenci para que agrediera a su propia hija y le mandara un vdeo. Luego ese hombre quiso viajar a Madrid para conocer a la nia, pero l se negAll detuvieron a un hombre de 32 aos, casado, que trabajaba como conserje en un geritrico de Madrid. Viva con su mujer y con su beb, que ya haba cumplido un ao Es la nia que sale en el vdeo. La madre de la menor, todava sin poder creer lo que estaba ocurriendo, vio el vdeo y reconoci a su pareja agrediendo a su propia hija en su dormitorio, mientras l admita parcialmente los hechos. El juez lo envi a prisin.Otro pedfilo lo «convenci»Segn fuentes judiciales, el detenido admiti que participaba en varios chats de temtica sexual con otros hombres y confes que haba agredido a su beb y haba enviado el vdeo a otro usuario a travs de Telegram, pero asegura que solo lo hizo una vez y fue porque otro pedfilo lo convenci, aunque no ofreci ms datos de ese hombre. S aadi que, tras mandar las imgenes a ese supuesto pedfilo, este le propuso viajar a Madrid para conocer a la nia y entonces, afirma, l se asust y cort la conversacin. De acuerdo con su versin, l acuda a esos foros en busca de otro tipo de pornografa infantil: quera vdeos de chicos adolescentes teniendo sexo entre ellos y tambin con adultos. Lo cierto es que la Guardia Civil encontr en su ordenador cientos de vdeos de menores de esas edades manteniendo relaciones sexuales de todo tipo, que ahora se estn analizando. Los haba descargado previamente en su telfono mvil y almacenado luego en el ordenador que comparta con su mujer. Los esconda, eso s, en carpetas ocultas, de difcil acceso para cualquiera que usara el dispositivo. «Puedo tapar la boca a beb?»La investigacin tambin ha permitido descubrir que el detenido peda «jvenes de entre 15 y 18 aos en Madrid para sexo» en algunos de los foros que frecuentaba, donde tena tena varios perfiles y se haca llamar «chico14» y «chico15». Pero su historial de navegacin tambin ha revelado otro tipo de bsquedas en internet. Segn las pesquisas, el hombre pregunt a Google: «cmo atar beb para sexo» y, justo cuando su hija cumpli 10 meses, «puedo tapar la boca a beb de 10 meses?», lo que hizo pensar a los investigadores y al juez que el pederasta haba estado agrediendo a su hija de manera continuada en el tiempo.La confirmacin lleg con el hallazgo de un segundo vdeo que el detenido habra grabado cuando la nia apenas contaba con cuatro meses. Las imgenes son inenarrables. A pesar de su corta edad, tendida sobre el sof del saln, la cra parece querer zafarse de su padre.