La necesidad del Chelsea supera a la ilusin del Real Madrid



El Real Madrid cay este mircoles en su visita al Chelsea en la fase de grupos de la Liga de Campeones femenina (2-1), en un choque en el que no se jugaba nada, todo lo contrario que su rival, que, tras empatar previamente el Hcken y el Pars FC, necesitaba ganar para sellar la primera plaza.Esa diferencia de objetivos se not en el juego, con el conjunto ingls ms intenso desde el arranque. As, a los cinco minutos, Erin Cuthbert, mediante un tiro potente, ya haba probado a Mylne Chavas, titular bajo los palos en esta ocasin en lugar de la habitual Misa Rodrguez.Tuvo que intervenir tambin la arquera francesa para desviar un centro que iba a puerta de Guro Reiten desde la izquierda, la banda por la que se generaba la mayor parte del peligro de las locales.Mientras, el Real Madrid trataba de sorprender con la velocidad de Linda Caicedo. La colombiana pudo adelantar a las suyas tras una internada por el costado diestro que tap Hannah Hampton, una accin en la que recibi un golpe que le oblig a ser sustituida en el descanso.Adems, Tere Abelleira estuvo cerca de marcar en una jugada de estrategia, pero su tiro desde la frontal tras un crner lo desvi Ashley Lawrence.En la segunda parte, no cambi el panorama pero llegaron los goles. El primero lo hizo el Chelsea al transformar Guro Reiten un claro penalti cometido por Hayley Raso sobre Niamh Charles. Y estuvo cerca de anotar el segundo Lauren James, que desbord por velocidad a Kathellen pero no pudo superar a Chavas.Al final lo que lleg fue el empate fruto de una excelente jugada colectiva de las de Alberto Toril que tuvo su momento culmen en un magnfico pase en profundidad a espaldas de la defensa de Caroline Mller. Lo control Raso y su impacto posterior lo desvi Hampton. Atenta al rechace estuvo Athenea del Castillo, que anot a placer.No le dio tiempo al Real Madrid a disfrutarlo, ya que, instantes despus, un tiro escorado de Cuthbert desde la derecha lo toc Kathellen y Chavas acab introducindolo en su propia portera. Fue el golpe definitivo del plantel londinense, que a partir de ese momento domin sin tregua, no dio ms concesiones y termin por cerrar la victoria.