La juez decreta prisin comunicada y sin fianza para el acusado de matar a su compaero de celda en Estremera



La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instruccin n 9 del partido judicial de Arganda del Rey (Madrid) ha acordado este sbado la prisin provisional comunicada y sin fianza del recluso acusado de matar a su compaero de celda el pasado jueves en la prisin de Estremera, donde se encontraba como presunto autor tambin de la muerte de tres hermanos en Morata de Tajua en diciembre.Dilawar F. ser investigado en esta nueva causa por la supuesta comisin de un delito de homicidio doloso, si bien esta calificacin penal es inicial y podra modificarse segn se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigacin en el marco de la instruccin judicial, segn informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instruccin n 9 del partido judicial de Arganda del Rey se ha inhibido a favor del Juzgado n 8 del mismo partido judicial, que es el rgano competente en este asunto dado que era el que se encontraba de guardia en el momento de los hechos y, por tanto, el que abri las diligencias previas y levant el cadver del fallecido.Tras el suceso, el presunto homicida se encuentra solo en una celda de aislamiento con cristales, vigilancia rigurosa y cacheo especial cuando sale y entra de la misma para sus dos horas de patio diarias por falta disciplinaria muy grave. Posteriormente, pasar a primer grado penitenciario y posiblemente se le trasladar a otro penal.La clave de la investigacin es conocer el motivo del crimen, ya que en principio, segn las mismas fuentes, los dos presos no tenan conflictos. De hecho, jugaban habitualmente al ajedrez en la celda. Otro punto importante es el arma homicidia. La muerte fue a golpes con un objeto contundente.Las autoridades no han informado qu han encontrado en la celda. Por un lado, se baraja que Dilawer podra haber confeccionado un artilugio con materiales de la propia crcel. La otra opcin sera que se hubiera llevado una mancuerna, disco o material del gimnasio, lo que supondra un grave fallo de seguridad dentro de la crcel, ya que son elementos prohibidos en los calabozos.El ciudadano paquistan conviva en el mdulo 12, el que aglutina a los presos ms conflictivos, con ngel A.V., un blgaro de 40 aos cumplidos el pasado mes de julio que contaba con muchos antecedentes por violencia de gnero, agresin sexual, lesiones y robos. No ejerca de ‘preso sombra’ de Dilawar, ya que no tena aplicado el artculo 75.2 del Rgimen Penitenciario y no haba riesgo de suicidio.ngel se encontraba en prisin provisionalmente actualmente en Estremera por haber maltratado cruelmente a su pareja. Haba pisado ya las crceles de Torrecica (Albacete) y la de Ocaa (Toledo) y contaba con varios informes carcelarios negativos por mal comportamiento.Dilawar ser sometido a un examen mdico para evaluar su estado psicolgico y descartar as cualquier tipo de enajenacin mental. Al ingresar en la crcel se le practicn un reconocimiento mdico y psicolgico, sin que se le detectasen enfermedades. No obstante, segn algunos vecinos del supuesto homicidia, este consuma habitualmente hachs y marihuana.Sin incidentes nocturnos hasta el crimenEl cuarto crimen atribuido a este ciudadano paquistan residente en Argadan tuvo lugar sobre las 2.30 horas de este jueves. Nadie sabe si hubo una discusin previa, los internos vecinos de su celda solo oyeron los golpes y los gritos.Luego Dilawar llam a travs del interfono y confes lo ocurrido. Los funcionarios del mdulo no haban observado ningn problema ni incidente durante esa noche, en las que las puertas se cerraron tras la cena con normalidad.El sospechoso, de 42 aos, llevaba desde el 24 de enero en la crcel de Estremera. Volvi as a estar entre rejas tras dictar la orden de ingreso el juez de Primera Instancia e Instruccin nmero 5 de Arganda del Rey, tras entregarse dos das antes ante el cuartel de la Guardia Civil de esa localidad confesando el asesinato de los tres hermanos porque no le devolvan un dinero que supuestamente le deban.El magistrado tom esta decisin de encerrarle provisionalmente ante el riesgo de fuga y la posible alteracin y/o destruccin de pruebas. En el transcurso de la comparecencia, el detenido reconoci la autora de los hechos, informaron en su momento a Europa Press fuentes jurdicas.El juez le envi a la misma prisin en la que cumpli hace unos meses una pequea condena por agredir con un martillo y patear a una de las hermanas asesinadas. Durante aquella estancia no le constan incidentes.